Edición Impresa, El Hincha

Básquet

Liga Rosarina: ¿Quién será el campeón 2017?

Esta noche se cierra el cuadrangular final de A1. Atalaya y Caova, los que tienen más chances de consagrarse.


Con promesa de gran marco, esta noche desde las 20 se llevará a cabo en el estadio Amílcar Tamburri de Sportivo América la jornada final del cuadrangular final de A1, con Atalaya y Caova con chances de ser campeón. Azules y Funebreros se medirán desde las 22 en el plato fuerte, pero el duelo de apertura será entre Echesortu y Sportsmen y podrá arrastrar algún que otro condimento para la “final”.

Ambos partidos se podrán seguir en vivo a través de la web www.conclusion.com.ar (a través de Facebook Live).

Atalaya llega a esta instancia con récord perfecto de dos triunfos y tras haber cerrado a su favor encuentros muy importantes, el primero con un plan de juego que salió a la perfección para imponerse a Echesortu, y el segundo con mucho de amor propio y personalidad para derrotar a Sportsmen en el clásico en tiempo extra. Lógicamente, Atalaya es el elenco que depende de sí mismo para quedarse con el título que le es esquivo desde 1997 (en 2011 ganó el Top 4).

Como contrapartida, Caova perdió de manera ajustada frente a Echesortu en la segunda fecha tras haber derrotado a Sportsmen en el debut. Los de zona sur mantienen una base que los consagró como bicampeón hace poco tiempo atrás y marcan toda una tendencia de la apuesta permanente a ser protagonista de la mano de su entrenador Néstor Gnass, pero también de una directiva que los trajo desde la C hasta esta instancia y eso debe ser destacado porque no es sencillo mantenerse.

El duelo que jugarán desde las 20 Echesortu y Sportsmen tiene una relación directa, ya que aunque no pueden consagrarse, influirá en lo que pasará a segunda hora. Si gana Sportsmen, ambos quedarán con récord de 1-2 y entonces colocarán a Atalaya y Caova en una apasionante situación: el que gana es el campeón.

Pero, de ganar Echesortu, se abrirá la puerta a un triple empate si Caova derrota a Atalaya. Allí el Azul contaría con una ventaja extra de poder consagrarse incluso perdiendo, ya que habrá que calcular puntos según los partidos jugados entre los tres elencos. Pero un detalle que suma incertidumbre: la Rosarina le informó a los clubes a través de su Director Deportivo Ricardo Amormino que no se tiene en cuenta para el desempate la diferencia de gol sino el gol average, debido a que su reglamento mantiene el sistema olímpico viejo. Este reglamento cometía algunas injusticias y por eso se modificó en 2014, pero la Rosarina todavía lo tiene y en esta ocasión le pareció justo respetarlo (no así cuando sacaron los playoffs, por ejemplo).

Lo cierto es que en lugar de restar puntos a favor menos puntos en contra de los duelos jugados entre sí, lo que se hace es dividir y eso genera un coeficiente, que muchas veces (la inmensa mayoría) no modifica el elenco favorecido, pero en algún caso sí. Lo cierto es, que ante la duda, deberán llevar calculadora.

Obviamente, si Atalaya gana, no habrá nada que calcular en ningún caso.

Lo positivo es que el básquet de Rosario está viviendo jornadas apasionantes, con apoyo de la gente y buen trabajo de los dirigentes de los clubes, y que la Asociación estará presente para realizar una premiación acorde, mostrando que hay intenciones de mejorar el marco en la que puede ser una noche histórica. Cuando se dejen los caprichos de lado darán el paso definitivo.

Comentarios