Edición Impresa, Política

Rumbo a las urnas

Lifschitz se metió de lleno en la campaña

El “derrame” de la economía en la provincia fue el eje de la disputa entre el gobernador y el candidato de Cambiemos, Albor Cantard.


El gobernador Miguel Lifschitz se metió de lleno en la campaña electoral y criticó al candidato a diputado nacional de Cambiemos, Albor Cantard, por sus elogios al modelo económico del gobierno de Mauricio Macri. Cantard había dicho el fin de semana que “el proyecto nacional derrama muy bien en Santa Fe”; el gobernador socialista le retrucó este jueves: “Los grandes grupos económicos concentran todo y no derraman nada”.

Cantard había elogiado la gestión macrista al señalar que “Cambiemos, bajo la presidencia de Mauricio Macri, ha iniciado un cambio en el país que es muy positivo, republicano, respetuoso a ultranza de la división de poderes. Un país confiable, que permita que haya inversión para generar empleo genuino y que crezca sustentablemente en los próximos años. Ese crecimiento genuino va a generar mayor bienestar para los argentinos. Va a haber más ocupación y se van a ir reduciendo, paso a paso, los índices de pobreza que hoy nos avergüenzan como argentinos”.

En declaraciones al diario El Litoral, el ex rector de la UNL y actual secretario de Políticas Universitarias de la Nación evaluó: “Frente a nuestra propuesta de cambio hay otro modelo, que es el de los últimos 12 años del kirchnerismo. Eso va a evaluar el santafesino. Y creo que en nuestro caso, los ciudadanos de la provincia deben evaluar cómo le fue a la provincia con el kirchnerismo y cómo le ha ido este año y medio con Cambiemos”.

El candidato de Cambiemos ponderó: “El proyecto nacional al que apostamos en la provincia de Santa Fe derrama. Y derrama muy bien. Este es un dato de la realidad. Es una provincia claramente agropecuaria y el resultado de las primeras medidas que tomó el gobierno nacional se ve reflejado en el campo. Y la provincia de Santa Fe lo vive a esto muy de cerca. Si se profundiza la recuperación de la economía, esto también se va a ver reflejado en la actividad industrial”.

Este jueves, el mandatario provincial salió al cruce de Cantard y opinó que, a partir del modelo macrista, la concentración de los grandes grupos económicos “es voraz, absorben todo y no derraman nada”.

El diálogo con Canal 5, el gobernador indicó: “La teoría del derrame la venimos escuchando hace 30 años y no derraman nada; la concentración de los grandes grupos económicos es voraz y absorben todo. Para que haya desarrollo en el interior, para que los trabajadores tengan acceso y se reactive el consumo, hacen falta políticas activas desde el Estado”.

Lifschitz sostuvo además que el gobierno nacional lleva a todos “a un debate sobre un pasado que seguramente la mayoría de los argentinos quiere superar y un futuro que no llega nunca. Hay una cantidad de ideas sobre el país, con reactivación de economía y oportunidades, pero los datos de la realidad nos alejan cada vez más de esos objetivos”.

Comentarios