Edición Impresa, Política

Santa Fe

Lifschitz reacciona con obras

El gobernador, ante la demora de la ayuda por parte de Nación, busca llevar soluciones concretas luego de las abundantes lluvias de abril. Anunció inversiones para recuperar caminos rurales y el envío de fondos atrasados de Obras Menores.


Ante las demoras de la Nación, el gobernador Miguel Lifschitz quiere exhibir soluciones rápidas a los problemas causados por la crecida de los ríos y las copiosas lluvias de abril, que lo llevaron a decretar en zona de emergencia a 18 de los 19 departamentos de la provincia. Ayer el mandatario firmó acuerdos de obras con el intendente santafesino José Corral, anunció un plan de inversiones para la recuperación de los caminos rurales y comunales y anticipó que la provincia se pondrá al día con el envío del Fondo de Obras Menores para municipios y comunas.

La asistencia prometida por el gobierno nacional para Santa Fe se demora –solo hay una línea de créditos blandos del banco Nación para productores agropecuarios afectados– mientras el Ejecutivo provincial ya lleva invertidos 600 millones de pesos para la reparación de los daños producidos por la emergencia hídrica. La cuestión generó un contrapunto político con el PRO; la diputada nacional Gisela Scaglia y el diputado provincial Federico Angelini afirmaron: “La Nación se ocupó de esta situación desde  los primeros meses con una agenda de trabajo junto a los productores y los industriales; desde la Nación entendimos y atendimos a los afectados”.

Las aclaraciones del PRO fueron después del anuncio del gobierno santafesino, que enviará fondos para saldar deudas con municipios y comunas por 400 millones de pesos y destinará otros 200 millones como adelanto de 2016. Para reparar los caminos de tierra se enviarán 77 millones a 220 localidades. “La provincia realizará un esfuerzo económico adicional para normalizar la totalidad de los proyectos pendientes”, anunció ayer Lifschitz en una conferencia de prensa en la Casa Gris.

A través del plan integral de emergencia hídrica, la provincia girará la totalidad de los fondos para obras menores a municipios y comunas. El objetivo principal es la recuperación de los caminos afectados por el agua. Lifschitz señaló que esos recursos se utilizarán “para realizar obras que tienen que ver con reparaciones de calles, calzadas, pavimentos, enripiados y también para disponer de más recursos a la hora de atender las distintas demandas que van a tener las localidades durante estos días”.

En la provincia, las inundaciones provocadas por los 25 días de lluvia ininterrumpida en abril, que agravaron las consecuencias de la crecida de los ríos, causaron pérdidas en los sectores productivos por 2.500 millones de dólares, sin contar los daños en la infraestructura.

El ministro de Infraestructura José Garibay indicó que desde 2015, a través de la secretaría de Recursos, se viene trabajando en “limpieza de canales y alcantarillas” con más de 125 millones de pesos de inversión. Y añadió: “Eso ha ayudado a que en esta emergencia la mayoría de las localidades no haya tenido que sufrir efectos muy importantes sobre la población, salvo situaciones muy puntuales”.

Sobre la situación de los caminos de calzada natural, el ministro Garibay señaló que se hizo un “relevamiento de los pedidos de todas las localidades, las cuales presentaron su solicitud a la dirección provincial de Vialidad” y adelantó: “Estamos próximos a firmar convenios con 220 municipios; en esta primera etapa vamos a aportar el 50 por ciento de lo solicitado, lo que representa 57 millones de pesos”. Esos recursos se girarán en un plazo de 90 a 120 días.

Obras para la ciudad capital

Junto al intendente de Santa Fe, José Corral, el gobernador Lifschitz anunció ayer nuevas obras para el norte de la capital provincial: 1.100 metros de pavimento de hormigón, desagües y obras complementarias en barrio Tránsito. Las tareas demandarán una inversión de más de 45 millones de pesos y permitirán darle prioridad al norte de la ciudad, “la zona donde más hacen falta”, según el intendente Corral.

“Los trabajos se enmarcan en el acuerdo capital”, explicó el radical. “Lo firmamos oportunamente con el gobernador Miguel Lifschitz y, por tanto, estamos cumpliendo con palabra empeñada”, añadió.

Por su parte, el gobernador dijo: “Tenemos un programa muy ambicioso de obras para la ciudad de Santa Fe. Con el intendente estamos convencidos de que las obras transforman la realidad urbana. Cambian la realidad de los barrios, permiten una mejor calidad de vida”.

Respuesta del PRO     

Mientras tanto, desde el PRO salieron a contestar los reclamos del gobierno provincial a la Nación por la emergencia hídrica. El diputado Angelini opinó: “La crítica permanente del gobierno de la provincia hacia el presidente es un acto de irresponsabilidad porque ellos son gobierno también. Más allá de esperar el compromiso de Nación, que siempre está presente, deberían gestionar y poner recursos propios. Sólo con el compromiso de ambas partes vamos a poder ayudar a los afectados”.

En tanto, la diputada nacional Gisela Scaglia explicó que “los pagos de compensaciones a los productores fueron de más de 1.000 millones de pesos y los realizó la Nación. Se están entregando 400 pesos por vaca a los tambos declarados en zona de desastre, aporte también de la Nación”. A esos aportes sumó “la postergación de impuestos nacionales de Bienes Personales y Ganancias para todos los tambos declarados en zona de desastre y el financiamiento del Banco Central con  medidas que benefician a los tamberos en término de tasas y acceso a créditos. Habría que ver qué hizo la provincia más allá de los aportes de la Nación”, concluyó Scaglia.

Marcos Peña en Santa Fe

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, visitará hoy la capital santafesina para participar, junto al intendente radical José Corral, de la licitación de 280 viviendas (que forman parte de un plan de 800 unidades para toda la provincia) que serán destinadas a familias afectadas por las inundaciones.

Comentarios