Ciudad

Tragedia en la ruta

Lifschitz: “puede ser viable” sacarle la concesión a Monticas


El gobernador Miguel Lifschitz no descartó la posibilidad de quitarle la concesión a Monticas, tras el accidente entre dos micros de esa empresa en la Ruta 33, a la altura de Pérez, que causó la muerte a 12 personas y heridas a otras 34. “Puede ser viable”, aceptó el mandatario provincial cuando se lo consultó sobre el tema, quien igual advirtió que no ejecutará ninguna decisión inmediata. “Entre los primeros días de la próxima semana vamos a tomar la resolución”, apuntó.

Tal como lo publicara El Ciudadano en su edición de ayer, Monticas venía arrastrando desde hace años quejas de usuarios, concejales, legisladores provinciales e intendentes de ciudades y pueblos de la región por el deficiente servicio que presta.

En esa línea, el informe más contundente lo entregó la Comisión Nacional de Regulación de Transporte en 2014, cuando realizó una serie de inspecciones en la Terminal de Rosario a varios coches. Allí se detectaron todo tipo de infracciones (lo que derivó en varias multas). Las fallas incluyeron “el no funcionamiento de tacógrafos; la falta de presentaciones a controles; señales luminosas que no funcionan; baños clausurados o sin agua; vidrios trizados; incumplimiento de servicios diarios; falta de martillos de emergencia; puertas trabadas; neumáticos dañados, lisos o desinflados; carencia de asientos; faltante de matafuegos; verificación técnica vencida o ausencia de cinturones de seguridad”.

Lifschitz indicó este sábado que pidió un informe muy “minucioso” a los funcionarios de la Subsecretaría de Transporte con todas las denuncias que se hicieron en el último tiempo por irregularidades en el servicio.

Al mismo tiempo, el mandatario santafesino señaló que “está a la expectativa de lo que pueda avanzar el fiscal que está interviniendo y las pericias que se están haciendo para determinar las causas del accidente”. “Hay que ver si lo ocurrido es imputable a una mala maniobra del chofer o a las malas condiciones del colectivo, y poder imputar así las responsabilidades que correspondan”, señaló el gobernador.

Por eso, Lifschitz admitió que se tomará hasta la semana que viene para tomar una decisión, con el informe que requirió, más los resultados de la investigación judicial sobre las causas de la tragedia. “Vamos a reunir todos los elementos para poder actuar”, indicó.

Por lo pronto, las pesquisas trabajan hasta ahora con tres hipótesis posibles: una falla mecánica, un error humano o el reventón de un neumático de uno de los desafortunados micros. Ésta última posibilidad se apoya en el relato de dos testigos que viajaban en un auto detrás de uno de los colectivos accidentados.

Lo cierto es que el complejo esquema del transporte interurbano de pasajeros en la provincia puede darle al gobierno provincial un dolor de cabeza a la hora de quitarle la concesión a Monticas. La empresa, que pertenece al Grupo Flecha Bus, realiza servicios de corta, media y larga distancia desde Rosario hacia el resto del sur de Santa Fe (ingresando en alguno casos hasta localidades de Córdoba), cubriendo buena parte de las localidades de la ruta nacionales Nº 33 (llegando dentro de la provincia hasta Rufino), 8 y 9 (la línea que une Roldán, Carcarañá, Cañada de Gómez y Las Parejas).

La prestación en la región es casi monopólica y la única conexión que tienen muchos pueblos con Rosario. Por eso Lifschitz fue muy cauto ayer a la hora aventurar lo que podría suceder.

“Muchos de los corredores que tiene Monticas son exclusivos. Es decir, que no hay otras empresas que puedan prestar el servicio. Por eso hay que analizar muy cuidadosamente las decisiones que se tomen para poder garantizar el traslado y la movilidad de las personas”, reconoció el mandatario.

En ese mismo sentido, admitió que “esto tiene la dificultad de poder garantizar que los servicios puedan ser prestados por otra empresa o suplantados de otra manera porque tampoco podemos dejar sin conectividad a muchas localidades del interior”.

Más críticas a la empresa

La diputada provincial Claudia Giaccone cuestionó el hecho de que empresas como Monticas “no reciban  ningún tipo de sanción, ni siquiera mínima, por el mal servicios que prestan”.

“Lamentamos la pérdida de vidas humanas. Acompañamos a sus familias en el dolor. Y exigimos de los responsables, de una vez por todas, la toma de medidas que impidan otros dolores y lágrimas en el futuro”, agregó.

En tanto, Eduardo Toniolli, concejal rosarino del FPV, señaló que “los  miles los pasajeros que se trasladan entre Rosario y las localidades de la región son rehenes de empresas de transporte monopólicas que prestan un pésimo servicio porque no tienen otra opción”. “¿No será hora de avanzar en serio con la recuperación de los trenes metropolitanos?”, se preguntó luego.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios