Política

Un tema sin final

Lifschitz anunció que habrá una consulta popular por la reforma constitucional

Se realizará en forma conjunta con las elecciones 2019 y no será vinculante. Con esta decisión, el gobernador busca que el tema sea tratado por la próxima Legislatura: “Tenemos que seguir instalando la bandera de la Constitución provincial en el debate”


En las elecciones provinciales de 2019, donde se renovarán todos los cargos ejecutivos y legislativos, se hará una consulta popular de carácter no vinculante para que los ciudadanos expresen si están a favor o en contra de la reforma constitucional. Lo anunció este miércoles el gobernador Miguel Lifschitz durante el acto de balance de sus tres años al frente de la Casa Gris.

La consulta será una sola pregunta: “¿Está de acuerdo con reformar la Constitución de la provincia de Santa Fe?”. Los electores podrán elegir entre sí y no. El resultado no tendrá valor legal, pero funcionará como mensaje inequívoco para la próxima gestión de gobierno y para los legisladores que asuman en 2019.

“Aprovechando el proceso electoral del año que viene, para no generar nuevos costos ni complicaciones al sistema electoral de la provincia, propongo que podamos hacer junto a la elección general una consulta pública a favor de la reforma constitucional, para que todos los legisladores que asuman puedan hacerlo con un mandato popular y que nadie tenga dudas sobre si la gente quiere o no quiere una Reforma Constitucional”, explicó Lifschitz.

La reforma fue uno de los objetivos centrales de la actual gestión, pero quedó en suspenso por falta de consenso político. El gobernador la propuso apenas asumió, en 2015; en 2016 se iniciaron las rondas de diálogo y las consultas con especialistas y referentes de la política; en abril de este año, Lifschitz envió el proyecto a la Legislatura.

El tema se debatió por meses sin asomos de acuerdo. Para la oposición, la reforma de la Constitución ocultaba el verdadero objetivo del gobierno: incluir la reelección para que Lifschitz pudiera disputar un eventual segundo mandato en 2019. Sin que se registraran mayores avances en el debate legislativo, el oficialismo jugó su última ficha en una sesión especial de la Cámara de Diputados realizada el pasado 29 de agosto: allí se impuso el criterio de la oposición de no aprobar la necesidad de una convocatoria a elecciones constituyentes y el proyecto volvió a comisiones.

Lifschitz quiere dar un paso más y por eso ahora propuso una consulta popular –que no será vinculante, ya que no está reglada en las leyes provinciales– para que la ciudadanía se exprese sobre el tema. Será en conjunto con las elecciones generales del 16 de junio. Con ese anuncio, Lifschitz hace propia la propuesta que había hecho en el mes de abril el senador nacional y precandidato a gobernador Omar Perotti.

Durante su balance de gestión, el mandatario socialista señaló: “El gran tema de debate durante este año fue la reforma constitucional, que fue parte de nuestras iniciativas más importantes; una bandera que el Frente Progresista ha sostenido sin claudicaciones desde siempre, no por una cuestión oportunista, sino porque entendemos la importancia de una reforma para introducir cambios profundos en la arquitectura institucional de la provincia: en materia de derechos, de funcionamiento del Poder Judicial y las conquistas que hemos logrado con legislación, decretos y prácticas, que no están consagradas en la letra de la Constitución”.

“Tenemos que seguir instalando la bandera de la Constitución provincial en el debate público; no sería bueno después de todo lo avanzado que volviéramos a guardar en un cajón el proyecto de reforma”, agregó Lifschitz. “Recogemos así la propuesta de algunos candidatos de la oposición que lo habían sugerido. Nos parece que siempre es bueno consultar a los ciudadanos, darles protagonismo, sobre un tema tan importante. Y en este caso estaríamos despejando del camino cualquier especulación sobre la conveniencia, o no, para nuestra actual gestión de gobierno”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios