Política

Represor suelto

Liberaron al asesino de la hija de Estela de Carlotto

Rufino Batalla, miembro civil de inteligencia, quedó en libertad tras cumplir las dos tercios de la pena. Actuó como agente secreto y fue guardia del centro clandestino conocido como La Cacha. La Corte Suprema eligió su caso para volver a expedirse sobre el 2x1 en delitos de lesa humanidad


Rufino Batalla, condenado por el asesinato de Laura Carlotto, recuperó su libertad.

Rufino Batalla, condenado por el asesinato de Laura Carlotto, hija de Estela de Carlotto, recuperó este lunes su libertad tras cumplir las dos terceras partes de su pena, en coincidencia con la elección de la Corte Suprema de Justicia de su caso para volver a expedirse sobre el 2×1 en delitos de lesa humanidad.

El represor, civil de inteligencia, fue condenado a 13 años de prisión por su actuación en el centro clandestino de detención La Cacha ubicado en La Plata y entre los crímenes que se le imputaron está el de la hija de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

De esta forma, Batalla, que actuó como agente secreto y fue guardia en La Cacha, aguardará el fallo de la Corte Suprema en su casa de Formosa: esa resolución, prevista para el 27 de noviembre, podría serle adversa, ya que el máximo tribunal cambiaría su doctrina sobre el 2×1.

Batalla había sido condenado el 24 de octubre de 2014 por 55 casos de secuestros, 71 de torturas y por la participación en los homicidios de Laura Carlotto y Olga Noemí Casado.

El fallo no está firme, ya que fue apelado por Abuelas de Plaza de Mayo, para que se lo considere coautor y no partícipe secundario, algo que haría que su pena fuera de perpetua.

Estuvo prófugo por varios meses hasta que fue detenido el 14 de julio de 2010, permaneciendo encarcelado durante 8 años y 5 meses.

Según dispusieron los jueces del TOF 1 platense Pablo Vega, Daniel Esmoris y Germán Castelli, Batalla no podrá ausentarse más de 24 horas de su casa sin autorización, debe presentarse una vez por mes ante el Patronato de Liberados y no puede tomar contacto con sus víctimas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios