Ciudad, Edición Impresa

Caso estremecedor

Liberan a mujer que atropelló a motociclista

Tenía prisión domiciliaria y le ampliaron el beneficio, aunque deberá reportarse semanalmente.


Luego de más de un mes de cumplir prisión domiciliaria por homicidio culposo, por atropellar a un hombre a principios de marzo pasado en la intersección de la ruta provincial Nº 18 y la A012 y arrastrar el cuerpo casi 10 kilómetros, la Justicia le otorgó ayer libertad sujeta restricciones a María Belén G., la conductora responsable del fatal siniestro. Según el dictamen, la mujer deberá comparecer semanalmente en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de 1ª instancia, de Balcarce 1650.

La decisión judicial se dio en el marco de un acuerdo entre fiscales y defensores, quienes coincidieron en “una alternativa” a la prisión preventiva y domiciliaria cumplida oportunamente por la acusada.

El caso que llevó a la detención de María Belén G., de 31 años, ocurrió el 4 de marzo de este año cuando alrededor de las 20.30 la mujer manejaba un Peugeot 206 por la ruta Nº 18 y al llegar al cruce con la A012 embistió a Víctor Hugo Leiva, de 40 años, quien viajaba a bordo de una moto en medio de una intensa tormenta.

Por “arrastre”

La autopsia determinó que el hombre murió por las heridas que le causó el “arrastre” y no por la embestida, aunque la parte acusada intentó refutar los informes forenses.

La víctima era padre de 9 hijos y residía cerca de la zona en donde ocurrió el siniestro.

Datos que no cerraban

La fatídica noche, la esposa de Leiva había alertado a la Policía por la desaparición de su marido, quien había salido con su moto y hacía horas que debería haber regresado a su casa. Al mismo tiempo, un llamado a la guardia rural Los Pumas alertó sobre el hallazgo de restos de plástico que podrían pertenecer a un rodado y de una motocicleta golpeada a la vera de la ruta.

A pocas horas de haber ocurrido el siniestro, el padre de María Belén G. declaró en la Policía que era él quien manejaba el Peugeot y que a causa del temporal creyó que había “atropellado una rama” sin darse cuenta de que en realidad llevaba enganchado en la trompa del vehículo a una persona. Dijo que recién se dio cuenta de ello cuando llegó a su casa, ubicada en la zona sur de la ciudad. Posteriormente, testigos del hecho aseguraron que el automóvil era conducido por una mujer, por lo cual la investigación tomó otro rumbo.

María Belén G. recién se presentó en la Fiscalía el 14 de abril, más de un mes después de haberse producido la colisión que se llevó la vida de Leiva.

Oportunamente, la Justicia interpuso como medida cautelar la prisión domiciliaria a la mujer, sin el beneficio de salidas laborales, al considerar que no existía riesgo de fuga y que es madre de dos niños pequeños a los que debe cuidar.

Fin de semana con mucho alcohol en las rutas santafesinas

Más de una veintena de alcoholemias positivas, un chofer profesional con 0,96 grado de alcohol en sangre –cuando lo permitido en estos casos es cero– y 61 actas de infracción fueron el saldo de distintos operativos de control que llevó adelante el fin de semana personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) en diferentes accesos y rutas del territorio santafesino. Se inspeccionaron, además, 535 vehículos, se retuvieron siete licencias de manejo y nueve rodados fueron remitidos a los respectivos corralones municipales por infracciones.

Desde la APSV señalaron que hubo conductores cuyos índices de alcohol en sangre superaron ampliamente los valores permitidos, que fueron de 0,69 a 1,73 grados.

En uno de los procedimientos, efectivos de la Unidad Operativa Regional 2 de Rafaela advirtió el chofer de un camión que circulaba por la ruta nacional Nº 34, a la altura de la localidad de Lehmann, “realizaba maniobras zigzagueantes y peligrosas en aparente estado de ebriedad”. Por ese motivo, personal policial procedió a la detención del vehículo cuando atravesaba el kilómetro 240 en contramano y con las luces apagadas. Tras realizarle al conductor el test de alcoholemia, mostró que tenía 0,96 grado de alcohol en sangre. De inmediato, se detuvo al chofer y se incautó el rodado en el que se desplazaba.

Gustavo Stella, director de Coordinación Interjusrisdiccional de la APSV, señaló que desde el organismo que integra se lleva adelante una fuerte política preventiva para detectar estos casos de conductores alcoholizados en instancias de la circulación, y así evitar la ocurrencia de siniestros por esta causa.

Comentarios