El Hincha

Superliga

Lesiones que preocupan

La Lepra arranca una seguidilla clave y De Felippe está condicionado por los problemas físicos.


El triunfo ante Tigre era necesario no sólo por tratarse de un rival que el próximo año estará en la parte baja de la zona de promedios, sino fundamentalmente para conseguir una recuperación anímica de cara a una seguidilla de partidos complicados que se aproximan que arranca el domingo a las 15.30 en Tucumán ante Atlético.

Newell’s inicia un derrotero ante rivales de importancia y Omar De Felippe deberá analizar bien lo futbolístico y también lo físico, ya que no cuenta con un plantel amplio y quedó claro que las lesiones pueden ser una complicación extra.

Tras enfrentar a Atlético Tucumán el domingo 8, la Lepra regresará a la ciudad y el miércoles 11 viajará en vuelo chárter a Curitiba, donde el jueves 12 enfrentará a Atlético Paranaense por Copa Sudamericana. El Rojinegro regresará de Brasil esa misma noche, y el lunes 16 recibirá a Talleres en el Coloso. Y seis días después, el domingo 22, irá ante Boca en la Bombonera.

El último partido de un mes de abril “cargado” será el sábado 28, cuando la Lepra enfrente en el Coloso a Independiente.

Cinco partidos cuyo saldo en puntos marcará cómo quedará parado Newell’s en la tabla de promedios de cara al inicio de la próxima temporada, y las chances de avanzar o no en la Sudamericana, donde el 10 de mayo jugará la revancha con Paranaense en el Marcelo Bielsa.

A seis fechas del final del torneo, la Lepra está en el puesto 15 de la tabla de promedios del próximo año, a 22 puntos de Tigre, que sería el que arrancaría último más allá de los dos equipos que asciendan de la B Nacional. Pero con una mala producción de puntos en la seguidilla que se aproxima, ese lugar con cierto margen que hoy ostenta podría pasar a uno con mayores urgencias.

Por eso De Felippe no podrá descuidar la Superliga y el primer desafío será analizar con qué equipo jugará el domingo en Tucumán. Y la idea es ir con lo mejor que tiene, aunque sin arriesgar a los jugadores que están con algún problema muscular.

En ese sentido, los jugadores que arrancan la semana con molestias son Luciano Pocrnjic, Hernán Bernardello y Bruno Bianchi. El arquero sufrió una molestia en el abductor izquierdo (regresaba de una distensión en el derecho) y es posible que el domingo siga en el arco Nelson Ibáñez, que volvió a tener una buena tarea.

En el caso de Bernardello, preservado ante Tigre por una sobrecarga muscular, si esta semana se muestra recuperado podría volver a la titularidad, aunque el cuerpo técnico no lo va a arriesgar porque lo quiere sí o sí para el partido en Brasil.

En tanto, Bianchi ya había sentido una molestia antes del amistoso ante Sportivo Rivadavia y por eso De Felippe lo resguardó, pero ante Tigre se retiró con una molestia fuerte en el isquiotibial izquierdo y habrá que esperar la evolución y no se descarta un estudio de imágenes para determinar si hay lesión.

Por otro lado, en caso de que no puede jugar Bianchi, su lugar sería ocupado por Joaquín Varela, quien no estuvo en el banco ante Tigre porque tuvo un estado febril que podría ser consecuencia de la vacuna contra la fiebre amarilla que se le aplicó al plantel por el viaje a Curitiba.

Operaron a Sarmiento

Brian Sarmiento fue operado con éxito este domingo por la tarde en el COT tras la luxofractura cerrada en el tobillo izquierdo que sufrió en el cotejo ante Tigre. La intervención la realizó el equipo de pierna, tobillo y pie del centro de traumatología, con Juan Ignacio Bóttoli a cargo de la misma por ser el profesional que atiende a los futbolistas leprosos. “La intervención salió muy bien, mañana (por hoy) tendrá el alta”, le confió a El Hincha el médico leproso. Sarmiento tendrá ahora un tiempo de recuperación que se estima en más de cuatro meses y su contrato vence el 30 de junio.

Si te gustó esta nota, compartila