El Hincha

Central

Leo se defendió de las críticas. “Estoy tranquilo”

Fernández le bajó los decibeles a los supuestos reclamos dirigenciales. "No me consta que hayan hablado con otros entrenadores", dijo sobre los rumores


No fue una semana tranquila. La derrota con River, por la forma antes que por el resultado, dejó secuelas. La visita dirigencial al entrenamiento del martes y los rumores sobre contactos para con otros entrenadores sin trabajo, entre los que se mencionó a Edgardo Bauza, hicieron ruido en el Mundo Central. Y Leonardo Fernández no tuvo problemas para hablar sobre estos temas, que atravesaron la preparación auriazul de cara al juego del domingo ante Racing.

Ante la situación, el DT consideró “injustos” los cuestionamientos que viene recibiendo desde distintos sectores en los últimos días. Los mismos que generaron dudas sobre su continuidad en caso de que no consiga los objetivos trazados: clasificar para jugar la Sudamericana 2019, y avanzar a la segunda fase de la presente edición de la misma Copa.

“Días atrás charlamos con los dirigentes, ellos llegaron inquietudes y se las disipamos rápido; lo nuestro pasa por trabajar y tratar de seguir mejorando”, explicó Fernández al ser requerido sobre la reunión que se dio en el entrenamiento del martes pasado entre dirigentes y cuerpo técnico.

“Viví la semana con tranquilidad, este cuerpo técnico tiene contrato hasta diciembre y estamos trabajando”, contó Fernández sobre sus sensaciones post cónclave. “Nos quedan cinco partidos fundamentales por delante para poder reacomodarnos en la Superliga y tratar de pasar ese ida y vuelta con San Pablo, y estamos trabajando con mucha tranquilidad para conseguir ese objetivo”, agregó el DT.

Más tarde, Fernández buscó bajarle los decibeles a la situación. Y dio su perspectiva al respecto de la coyuntura. “Uno hace desde los 4 años hace que corre atrás de una pelota y sabe cómo es esto; y a veces parecería algo injusto que tras perder un solo partido el lunes se genere tanta cosa alrededor”, señaló el entrenador auriazul.

Y añadió: “Fue una derrota ante River y en el Monumental, pero estas son cosas del fútbol y las tomo como gajes del oficio”. Y remató el tema el referirse a las versiones que circularon sobre contactos de parte de directivos con otros entrenadores: “Escuché los rumores, pero no me consta, y no puedo hablar sobre algo que no sé si sucedió”.

Luego, Fernández ensayó una defensa de su tarea al frente de la primera de Central. “La autocrítica que hago es que cuando tomamos el equipo teníamos cuatro puntos y hoy acumulamos una cantidad de puntos importantes; y si tomamos desde que asumimos a hoy, estaríamos terceros o cuartos en la tabla, y clasificando a Copa Libertadores”, recordó Fernández.

Y también planteó que “no me parece tan poco el trabajo que se ha hecho hasta acá; esta es la cuenta que hacemos de nuestra estadía en Rosario Central; y quedan todavía cuatro partidos de Superliga y uno de Sudamericana; por eso me parecen apresuradas algunas opiniones, pero las respeto a todas”.

Y por último se refirió a los objetivos por cumplir. Aunque advirtió que su continuidad en el cargo no está directamente ligada a conseguirlos. “Necesitamos tratar de pasar esa fase con San Pablo, es lo que corresponde; y también vamos a hacer el esfuerzo hasta que matemáticamente nos den los números para tratar de clasificar a la Sudamericana 2019”, dijo Fernández. Y aceptó que “la presión que siento es la misma de todo entrenador: salir a la cancha y ganar”. Y reconoció también que “Central es un club grande, entendemos que es un año político y a veces la coyuntura del club también juega”.

Si te gustó esta nota, compartila