Espectáculos

Leo García y Sinapsis en experiencia 5.1

Leo García cuenta su presente, que esta noche, desde las 21 mostrará en Sala Lavardén. Lo acompañará el grupo local Sinápsis en una fusión de eclécticos en formato surround. Por Javier Hernández.

leogarcia-NOTA

En el día que el surround 5.1 retorna a la ciudad y por primera vez desciende en un teatro, esta noche, desde las 21 en Sala Lavardén (Mendoza y Sarmiento), Leo García y Sinapsis se fusionarán en un show que busca experimentar con lo melódico. Con una puesta en escena especial a cargo de Diego Castro, Sinapsis actuará como banda en el repertorio de García, donde presentará los primeros de una serie de discos llamados “Milagros del Pop” y “Milagros del dance”. Además se sumará en distintas líneas a “Cosas Nuevas”, el último y más reciente trabajo de la banda local liderada por Charlie Egg.

Leonardo García, más conocido como Leo García, es desde hace tiempo exponente de una sonoridad ecléctica que juega con la electrónica, el pop, la canción romántica, el dark y lo acústico.

Con varios proyectos en marcha entre los que se destacan la edición de cuatro discos, un homenaje a Miguel Abuelo y una serie de videos, el músico dispara: “el artista tiene que ser famoso para ser artista”  y aclara “se volvió una necesidad que supera el talento”.

En dialogo con “El Ciudadano”, García habla del presente, sus antecedentes musicales hasta el hit “Morrisey” y guarda un momento para referirse a la fama y los deseos personales que, como lanza: “Para que mentir, uno siempre desea algo”.

—¿Vas a editar una caja con discos?

—Ya tengo la caja lista. Me llevó mucho tiempo, podría haber estado listo antes, pa-ra diciembre pero en ese momento falleció mi mamá, por lo que me tomé el tiempo para vivir eso. En ese trayecto siguió creciendo el material. No me quedé con lo que tenía. Se hizo un material que creo, es uno de los que más trabajo tiene de todo lo que hice. Ahora transcurrido un tiempo veo que ya es hora de sacarlo. Todavía no se bien cuando será el lanzamiento, pero el material está listo y es alucinante. Son sesenta canciones, que tienen todo tipo de vivencias.

—¿Cómo será esa caja?

—Está compuesta por cuatro discos y quince temas en cada uno de ellos. Son diferentes los estilos que atraviesan como el pop, dance, música experimental, romántica y dark.

—¿Cómo nace la idea de armar un traba-jo de estas características?

—Al tener tanto material la idea fue ir regalándolo por mi sitio Web y después hacer un formato de caja con sesenta temas editando solo mil unidades. Me propusieron una cosa muy lujosa, más allá de lo que yo busco es una comunicación más masiva, porque las mil cajas se venderían solo en Argentina. Si bien el trabajo tuvo difusión creo que todavía, la falta de soporte, le da una ausencia.

—¿Qué momento representa?

—Va a ser un material que justificará todo el tiempo de ausencia, cinco años que no saco un disco en las disquerías. Hoy vas a una tienda y no hay nada mío. Hace mucho que no estoy o si estoy es por el recuerdo que alguien tenga de mi.

—¿En que cosas estuviste trabajando últimamente?

—Estoy haciendo muchos videoclips en donde actúo. Son como videos que mezclan canción e historietas. Es muy divertido, tiene mucho humor. El 10 de abril voy a tener una presentación para toda la gente que es-tá reunida en Facebook y que lo a realizar en Casa Brandon, donde además adelantaré canciones nuevas. Va a ser como una serie musical en donde hay actuación, pero con un toque amateur que queda muy bien para Internet. Es un proyecto muy Youtube. Además de los discos estoy como loco en-sayando un homenaje a Miguel Abuelo, porque el 16 de abril se presenta una película sobre él en el BAFICI. Es impresionante ese material, estoy conmovido.

—¿Cómo te preparas?

—Estoy escuchando todo el tiempo cosas de Miguel Abuelo. Es un lugar muy impor-tante que me dieron y digo “que difícil”. Es un desafío muy importante.

—¿Cual fue la importancia que tuvo en tu carrera el tema “Morrisey”?

—Seria bueno tener otro tema. Creo que la canción fue una bendición. Ojala pueda sa-lir una nueva canción de ese nivel. Creo que de ese modo podría plantear mi carrera de un modo popular que es lo que deseo con todo el corazón para poder proponer nue-vas cosas. No le pierdo la fe al azar.

—¿Entonces seguís pensando que solo se puede ser artista si se consigue la fama?

—Si, sigo pensándolo, y mucho más ahora que la gente, en rangos populares, tiene mayor credibilidad en alguien que tiene eso (fama). Se volvió una necesidad que supera el talento. El placer por el talento de los otros debería estar en el mismo medio que todos para expandirlo. Creo que si uno no está armando planes de cómo hacerlo, no hay que perder la fe en el azar porque esas cosas si están acompañadas por el deseo, pueden volver. Creo que el artista tiene que ser famoso para ser artista, pero también está el deseo. Para que mentir, uno siempre desea algo.

—¿Cuál es el objetivo más profundo que se busca al difundir una obra de arte?

—Que se pueda ver el objetivo. Estaría bueno poder hacerse entender. Siendo tan complejo igual, creo que está buena la insistencia entonces.

 La experiencia del 5.1

 Revolucionando la calidad del sonido en las presentaciones musicales en vivo, lo que se dio en llamar “Experiencia 5.1”, consiste en un sistema auditivo que se invento básicamente para el cine. Lo que permite el formato de 6 sistemas por lado, otro al cen-tro del escenario y los llamados rear, por detrás y paralelos al escenario-,  es crear un sonido envolvente, sumados a los sountracks preparados especialmente para el formato. El paneo común de estereofonía se amplía. Comúnmente son dos cana-les y con el sonido 5.1 son seis. A los dos comunes de adelantes, se agrega un center arriba al medio, dos atrás y un canal mas desde donde salen todas las frecuencias, lo que frecuentemente se conoce como grave.-

Comentarios