El Hincha, Fútbol

SEMANA CLÁSICA

Leo Fernández quiere un equipo con intensidad, pero tranquilo

Más allá de la coyuntura, el director técnico de Central no pierde la calma, y espera el clásico de este domingo confiado en lo suyo.


“Estoy viviendo un momento especial, muy lindo; la verdad que lo estoy disfrutando mucho”. Leonardo Fernández y sus sensaciones en la antesala de lo que será su primer Clásico de primera división. Ya vivió experiencias similares, en divisiones inferiores y en reserva. Pero esto es diferente.

Y por si el partido no tuviera por sí solo un plus de adrenalina, hay que agregar la situación laboral de Fernández, que es técnico interino del primer equipo, y se juega este domingo ante Newell’s la continuidad en este cargo.

“Esperamos lo mejor, con muchas expectativas; ojalá que el equipo haga un buen partido y que, por sobre todas las cosas, le podamos brindar un lindo triunfo a toda nuestra gente”, apuntó Fernández, a las puertas de dirigir el partido más importante de su corta carrera como entrenador de primera división.

—¿Cuáles son las sensaciones en la previa?

—Las mejores. Estoy viviéndolo con mucha intensidad, como lo vive nuestra gente. Pero a la vez, con tranquilidad, sabiendo que uno está trabajando y está haciendo las cosas bien. Al menos desde el convencimiento, y como queríamos hacerlo. Esperemos que el domingo salga todo bien.

—Teniendo en cuenta que sos hincha de Central, ¿cómo trabajás en lo emocional con el grupo?

—Lo emocional está. Nosotros nacimos acá, en la ciudad, y eso no lo podemos correr. Eso está instalado en cada uno de nosotros. Tenemos que hacer más hincapié en lo futbolístico. Esto no se gana desde lo emocional, se gana desde lo futbolístico. Si el equipo hace un buen partido, y se anima a jugarlo, va a tener chances de quedarse con los tres puntos.

—¿Qué es lo que más te preocupa del rival?

—Mostró muy buen rendimiento en los últimos dos partidos, sobre todo en los primeros 45 minutos de cada uno de esos encuentros. propone cosas interesantes de tres cuartos de cancha hacia adelante. Por eso trataremos de estar atentos a lo que tienen ellos. Pero, fundamentalmente, tenemos que hacer mucho más hincapié en lo que podemos hacer nosotros.

—¿Qué importancia le das a la intensidad con la que hay que salir a jugar?

—Pregonamos ser un equipo intenso, muy agresivo a la hora de recuperar la pelota. Y a partir de ahí, tratar de darle buen destino y manejo, y preocupar al rival.

—Vienen sacando provecho de la pelota detenida, pero no van a tener a Zampedri. ¿Es una baja importante en ese sentido?

—Es una baja importante. Pero German (Herrera), que lo va a reemplazar, también tiene buen juego aéreo y buena altura. Pero también hacemos hincapié en los lanzamientos, tenemos buenos ejecutantes como Pachi (Carrizo) o el Colo Gil. Me parece que la pelota parada pasa más por el lanzamiento que por cualquiera que la pueda conectar adentro.

—¿Qué partido imaginás?

—Intuimos que el rival nos cederá terreno, que no nos presione tan alto. Por ende, vamos a tener que apostar por una buena tenencia. Habrá que estar tranquilos, no desesperarse, y aguardar el momento oportuno para atacar con posibilidades. Pero que seamos pacientes no quiere decir que juguemos lento.

La continuidad del DT está ligada al resultado

El tema está instalado en el Mundo Central. La continuidad de Leo Fernández en el cargo de entrenador está ligada al resultado del Clásico de mañana. Es decir que, en caso de que los auriazules no pierdan ante Newell’s, estaría descontada la oficialización de parte de la dirigencia de Fernández como técnico para lo que viene.

La coyuntura supone una presión extra para el protagonista. Sin embargo, Fernández le bajó decibeles a la situación. Y se mostró muy confiado de salir airoso del cruce con la Lepra, y seguir al frente del equipo.

—Sabiendo que puede determinar tu continuidad, ¿sentís que es una presión para vos?

—No, para nada. Presión tienen los obreros que se levantan a las 4 de la mañana y tienen que traer el sueldo inmediatamente al mediodía para que coma su familia.

—¿Pero sentís esto de que si se da un resultado adverso puede influir en que no sigas en el cargo?

—No pienso en perder. Entonces partiendo de esa base, todo lo que venga va a ser bueno.

—Entonces, ya te podemos preguntar por la pretemporada de enero y los refuerzos para el semestre que viene…

—(Sonríe) No depende de nosotros. Estamos tranquilos y vamos a trabajar. Estamos confiados en que vamos a hacer un gran partido y que Central va a ganar. Después, la toma de decisiones no pasa por nosotros.

—En este tipo de partidos, ¿importa el cómo o sirve ganarlo como sea?

—Me parece que una cosa va de la mano de la otra. Si tenés buen juego y hacés un buen partido, vas a tener muchas más chances de ganar que de perder.