Edición Impresa, Política

Se prevé reducción tributaria

Legislatura aprobó reforma impositiva

Suben impuestos inmobiliarios pero bajan alícuotas de Ingresos Brutos.


A partir de 2017 habrá cambios en el régimen impositivo santafesino: aumentará entre el 25 y el 32 por ciento el impuesto Inmobiliario Urbano y Rural y bajarán las alícuotas de Ingresos Brutos para distintos sectores de la economía, como el comercio y la industria, con el objetivo de estimular la actividad productiva y lograr mayor competitividad respecto de otras provincias.

Ayer la Legislatura convirtió en ley el proyecto de reforma tributaria que el Ejecutivo envió el 14 de noviembre y que fue acordado con 13 de las 14 entidades productivas de la provincia, entre ellas la Bolsa de Comercio, la Federación Industrial de Santa Fe, la Cámara Argentina de la Construcción, las patronales agropecuarias y las federaciones empresarias, comerciales y del mutualismo. La única entidad que no firmó el documento fue Coninagro, en rechazo al incremento del Inmobiliario Rural.

Monotributo provincial

Uno de los principales cambios es la incorporación del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos (o monotributo provincial) para contribuyentes que facturen hasta un millón de pesos al año. Pagarán un impuesto mensual de entre 150 y 2.200 pesos según el volumen de ingresos. Y aquellos que elijan cancelar en enero el monto total anual, tendrán como beneficio un descuento equivalente al importe de dos meses de tributo.

Además, habrá rebaja en las alícuotas de Ingresos Brutos para algunos sectores que tienen problemas de competitividad. Los contribuyentes –de cualquier actividad– que facturen entre un millón y 4,5 millones anuales, pasarán a tributar una alícuota del 3,3 por ciento (hoy es del 3,5 por ciento). A partir de los 4,5 millones y hasta los 75 millones anuales, la alícuota será del 3,6 por ciento. El piso a partir del cual se tributa el máximo (4,5 por ciento) sube de 60 millones a 75 millones anuales de facturación.

“Prevé reducción tributaria”

El diputado radical, que pertenece al oficialista Frente Progresista, Julián Galdeano elogió los cambios introducidos: “Por primera vez en muchos años se prevé una reducción tributaria en la provincia y una menor presión fiscal, a raíz de que se hicieron cambios en las alícuotas de Ingresos Brutos. Lo interesante es que esto surge de un acuerdo entre el gobierno y distintas cámaras de la economía. Y si bien es una facultad del Ejecutivo fijar la política fiscal, en este caso se hizo por ley con participación de los diputados y los senadores”.

La oposición, en contra

En el Senado la sanción fue por unanimidad; en la Cámara de Diputados votaron en contra o se abstuvieron todos los bloques de la oposición. El jefe de la bancada del Frente Justicialista para la Victoria, Héctor Cavallero, explicó la postura de su bloque: “Estamos en contra de esta reforma tributaria porque genera beneficios para los sectores de gran capacidad contributiva y presiona con mayores incrementos a la población en momentos de fuerte recesión y de reducción del poder adquisitivo”.

Las variaciones en Ingresos Brutos significan una reducción de la recaudación de la provincia. El gobierno espera compensarlo con un mayor cumplimiento por parte de los contribuyentes. Pero, además, habrá un aumento general del Inmobiliario, que si bien no alcanzará para compensar las rebajas de Ingresos Brutos significará un incremento para las arcas de la provincia.

Santa Fe ya tiene presupuesto para el 2017

La Legislatura aprobó ayer el presupuesto provincial para 2017, que incluye gastos por 154 mil millones de pesos (un 50 por ciento más respecto de los 103 mil millones de 2016) y recursos por 146 mil millones. El déficit se compensará con el endeudamiento que ya autorizó la Legislatura, por 250 millones de dólares (algo más de 8.000 millones de pesos), y que constituye el segundo tramo de la toma de deuda que el gobierno comenzó este año, también por 250 millones de dólares.

Para Calvo, es “muy ambicioso”.

Las mayores partidas serán para los ministerios de Educación (30,8 por ciento del total), Seguridad (14,6 por ciento) y Salud (11,2 por ciento), pero se incluyen fuertes aumentos en obra pública (225 por ciento más que en 2016) y gastos de capital (144 por ciento más que en 2016). Al aprobar el proyecto, los senadores de la oposición –que tienen mayoría y por lo tanto fueron clave para la sanción de la ley– remarcaron que el gobernador Miguel Lifschitz contará el año próximo con partidas récord para obra pública y que deberá encarar con ese dinero la “transformación” de la provincia.

En efecto, los gastos de capital –inversiones en obra pública, maquinaria y equipamiento– representan algo más del 18 por ciento del total del gasto de la provincia. Según el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, “es el mayor porcentaje de participación de gastos de capital en un presupuesto que se registra desde 1989”.

“Presupuesto ambicioso”

El titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Alcides Calvo, dijo que es “una gran oportunidad para el gobierno. Ojalá Miguel Lifschitz y el Frente Progresista lo sepan aprovechar porque es un presupuesto muy ambicioso. Incluye partidas muy altas de recursos y además está la posibilidad de un endeudamiento por 8.000 millones de pesos, que es lo único que nos salva de no tener déficit el año próximo”.

“El gobernador –siguió Calvo– tiene una herramienta importante que le va a permitir no solo gobernar sino también proyectar a futuro la provincia. Nunca habíamos tenido un presupuesto tan ambicioso como se ha planteado. El gobernador tiene la oportunidad de encarar un plan de obra pública de casi 29 mil millones de pesos. Pero esto es un desafío. Si lo hace, va a transformar la provincia; si no lo hace, va a ser un verdadero fracaso político”.

“Importante por su monto”

En tanto, el senador del departamento Rosario, Miguel Ángel Cappiello, señaló: “Es un presupuesto importante por su monto, pero lo más importante es a qué está destinado y dónde se aumentan en mayor porcentaje los recursos: las obras que el gobernador ha prometido y que nosotros requerimos”.

Para el departamento Rosario, enumeró la ruta 26, cloacas para la ciudad y otras localidades (incluso las comunas más pequeñas) y la construcción del Instituto Terciario Nº 26, donde se dictarán ocho carreras.

Comentarios