Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

Central

Legado sin gloria, pero valioso

El Hincha realizó un informe sobre lo hecho por Eduardo Coudet en el club desde que llegó a principios de 2015.


La historia de Eduardo Coudet como entrenador de Rosario Central podría llegar mañana a su fin. Es que tal como publicó este diario en la edición de ayer el entrenador ya les comunicó a la dirigencia su decisión y sólo un giro impensado podría hacer variar. Pero lo hecho por el Chacho, más allá de que no pudo alzarse con la gloria, fue muy meritorio.

Es por este motivo que la dirigencia deberá tomar nota del legado del técnico para continuar mejorando el presente pero partiendo de las bases que asentó Coudet.

Coudet dirigió al Canalla en cuatro competencias: torneo 2015, Copa Argentina 2015, Transición 2016 y Copa Libertadores. Salvo en el actual torneo el Canalla fue protagonista en los otros tres certámenes. En el campeonato local del año pasado terminó en la 3ª ubicación con 59 unidades, a 5 de Boca que se quedó con el título. De los 30 partidos que dirigió su equipo ganó 16, empató 11 y perdió sólo 3. En tanto que jugó la final de la Copa Argentina en la cual tuvo un paso arrasador donde solamente empató un partido hasta el duelo decisivo que cayó frente al Xeneize. La buena performance conseguida en 2015 le valió la clasificación a la Libertadores, torneo que volvió a disputar el club luego de 10 años. En la Copa fue eliminado en cuartos de final, pero antes perdió un solo partido (ante Palmeiras 2-0), culminó primero en su grupo y fue el único equipo de los que llegaron a cuartos que no recibió goles en el cruce de octavos. En el actual torneo quedó rápidamente en el camino, pero mucho tuvo que ver con el hecho de la disputa de la doble competencia.

Coudet enfrentó en cuatro ocasiones a Newell’s y nunca perdió. Ya que su equipo ganó dos y empató los otros dos. Triunfó tanto como visitante (1-0 con gol de Marco Ruben), como de local (2-0 con tantos de Marcelo Larrondo y Ruben). En tanto que en los dos Clásicos que empató Central no recibió goles.

El técnico canalla supo imponer una idea desde el comienzo de su conducción. Y esa forma de jugar que tuvo Central en este año y medio hizo que los hinchas se identificaran rápidamente. Pero más allá de eso, Central fue uno de los equipos que más halagos generó por parte de la prensa de todo el país debido a la forma de juego. Un equipo intenso, muy bien preparado físicamente y protagonista independientemente de dónde y contra quién jugase. Coudet utilizó varios esquemas, no se ató a ninguno y supo adaptar el sistema de juego de acuerdo a los nombres que tenía a disposición para cada juego. Los dibujos que utilizó fueron: 4-3-1-2, 4-1-4-1, 4-4-2 y 4-4-1-1.

El equipo del Chacho logró un invicto de 23 partidos jugando en condición de local. El Canalla no perdió en todo el 2015 y recién cayó en el sexto partido que disputó este año como local (ante Vélez 3-2). Por la Copa mantuvo el invicto en toda la competencia.

Sebastián Sosa, Mauro Cetto, Esteban Burgos, Javier Pinola, Pablo Álvarez, Cristian Villagra, Rodrigo Battaglia, Gastón Gil Romero, Gustavo Colman, José Luis Fernández, César Delgado, Germán Herrera, Marcelo Larrondo y Marco Ruben. Seis jugadores de esta lista de 14 futbolistas llegaron en el último libro de pases, dos a mitad de año pasado y los otros a comienzos de 2015.

En los 61 partidos que dirigió al Canalla hizo debutar a un total de siete futbolistas: Giovani Lo Celso, Maximiliano González, Ijiel Protti, Joaquín Pereyra, Maximiliano Lovera, Ezequiel Rodríguez y Félix Banega. Pero no sólo eso, sino que además le dio continuidad a varios de estos jugadores juveniles que si bien ya habían debutado cuando él llegó los consolidó en Primera. Son los casos de Víctor Salazar, Walter Montoya y Franco Cervi.

Comentarios