El Hincha

Rugby

Ledesma versus clubes europeos

El head coach de Los Pumas disparó contra las instituciones del Viejo Continente que buscan contratar a los talentos argentinos


Mario Ledesma viajaría a Francia para entrevistar a los argentinos que juegan ahí / Gentileza Prensa UAR

Los clubes europeos llegaron con la billetera abultada a llevarse los mejores talentos argentinos. En el mundo profesional la seducción de las instituciones del Viejo Continente son importantes y es difícil negarse y no caer en sus redes. La gota que terminó con la paciencia en la UAR fue la contratación de Pablo Matera, capitán de Los Pumas.

Fiel a su estilo, Mario Ledesma, head coach del seleccionado argentino, que tiene mucho en juego, salió al cruce y en una entrevista en el prestigioso Midi Olympique de Francia no se guardó absolutamente de nada, respecto a cómo serán de ahora en más las relaciones con los clubes franceses que contraten argentinos.

En la entrevista Ledesma dice que está listo para hacer cualquier cosa para disgustar a los clubes europeos y no negociará su liberación de los jugadores argentinos. “Es hora de aclarar las cosas: ‘no daremos más’. No tenemos que negociar con los clubes europeos para la liberación de los internacionales. Cuando queramos jugadores, los llevaremos”, disparó.

Desde un buen tiempo, la UAR tenía negociaciones y buscaba siempre un trato protocolar con los clubes europeos para poder contar con los mejores valores y así reforzar a Los Pumas.

La pregunta sobre cuánto tiempo citará a los jugadores llegó y Ledesma sin pestañear respondió: “Cuatro o cinco meses si surge la necesidad. Después, si los clubes franceses quieren continuar pagando fortunas por estos jugadores, será su elección”.

Podría suceder que los jugadores no regresen a Europa cuando tengan fin de semana de descanso durante el Rugby Championship. Un ejemplo es Bryan Habana de Sudáfrica. Toulon lo hacía regresar para jugar en el Top 14. Y en 2018 también sucedió con dos australianos que jugaban en Leicester, hecho que podría provocar que haya poco interés en contratar a un jugador argentino. “Cuando quieran usar al jugador entre dos partidos del Cuatro Naciones, llegará de los viajes en avión y regresará a Europa en diciembre sin poder poner un pie delante del otro. En mi opinión, tomar a un chico que probablemente viaje seis meses de los doce no es una buena opción” comentó Ledesma.

Las declaraciones de Ledesma son tácticas para defender un proyecto, más teniendo en cuenta que se aproxima una Copa del Mundo y que luego de este torneo los clubes europeos se refuerzan.

Hay otras estrategias que sacarían del medio a los jugadores: mejorar los contratos e instaurar una política de convocatoria como tiene Australia (Ley Giteau), que haría más transparente todo y así no tener que hacer una campaña de desgaste para que los clubes no contraten a jugadores argentinos, que tienen el derecho de elegir dónde jugar y saber en el momento en que sellen un contrato con un club europeo cuales son las reglas del juego. Además, en Argentina hay que entender que hoy el rugby es profesional, y que todo gira, lamentablemente o no, alrededor del dinero.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios