El Hincha

Ejemplo de superación

Lección de vida: Adrián Martínez estuvo preso y hoy triunfa en Libertad

Adrián Martínez es el máximo anotador de la Libertadores, después de vivir momentos muy complicados


Adrián Martínez es un nombre común, pero por estos días hay uno que sobresale en todo el continente. El delantero de 26 años, oriundo de Campana, es la gran sensación de la Libertadores: 6 goles en 5 partidos. Pero lo que más impacta no es su capacidad goleadora, sino su historia de vida y todo lo que le costó llegar a ser hoy la figura de Libertad de Paraguay.

Es que para esta atacante nunca nada fue fácil. No hizo inferiores en ningún club, sólo tuvo un paso por Villa Dálmine entre los 17 y 18. Como la situación con la pelota no iba muy bien, “Maravilla”, como lo apodan ahora, comenzó a trabajar de recolector de basura, pero todo cambió cuando un accidente le dejó muy comprometida la mano, de la que se le cortaron varios vasos sanguíneos. La ART no le reconoció el problema y lo echaron porque el médico puso que no podía trabajar más.

Un confuso episodio lo llevó a estar seis meses preso, después de que su hermano recibiera tres tiros en la pierna. Adrián y su padre cuidaban de él en el hospital cuando sus vecinos entraron a la casa del culpable, robaron y quemaron todo. La policía le echó la culpa a Martínez y lo encerró.

Al salir de la cárcel, en enero de 2015, un amigo le consiguió una prueba en Defensores Unidos, que jugaba la Primera C. Convirtió goles en dos amistosos, quedó y debutó en la C con 22 años. En su primer torneo, anotó 9 goles en 19 partidos, y en el segundo, hizo 21 en 38 fechas.

En la temporada 2017/18 pasó a Atlanta, donde convirtió 12 tantos en 31 duelos y de allí pegó el salto a Paraguay, para jugar en Sol de América. 12 goles en 17 cotejos lo llevaron a Libertad. Desde que llegó al Gumarelo, a comienzos de 2019, en la Libertadores lleva 6 goles en 5 partidos y aún le quedan muchas páginas para escribir de esta historia, donde le gana a la vida por goleada.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios