El Hincha Mundial

Egipto

Le prenden velas a Salah


Los Faraones regresan a la cita mundial tras 28 años de ausencia después de disputar las dos ediciones organizadas por Italia (1934 y 1990). Y en Rusia tienen una oportunidad de oro.

Egipto terminó como líder del grupo E en las Eliminatorias Africanas, donde compartió fase de grupos con Uganda, Ghana y Congo.

El técnico argentino Héctor Cúper fue uno de los principales artífices del regreso de Egipto a un Mundial después de un buen trabajo al frente del combinado africano en los tres últimos años. Su presencia en un banquillo garantiza seriedad, organización, esfuerzo y voluntad de competir.

Pero Egipto contará con un problema añadido justo antes del Mundial: el Ramadán, el mes de ayuno de los musulmanes, que este año irá del 15 de mayo al 14 junio. Justo el mes anterior a la cita de Rusia, que comienza precisamente ese 14 de junio.

“Mis jugadores ayunan desde que sale el sol y hasta que se pone. ¿Y yo cuándo entreno?”, se pregunta Cúper. Algo tendrá que idear.

Para intentar dar el “golpe” en Rusia cuenta con la velocidad del delantero Mohamed Salah, máximo goleador egipcio en la clasificación y que este año explotó en el Liverpool. No paró de meter goles desde que se enfundó la camiseta “red” y cada vez está más cotizado. Su mejor socio es Mohamed Elneny, un mediocampista que aporta mucha solidez. De todas maneras el delantero llegará con lo justo a Rusia desde lo físico debido a la lesión que sufrió en la final de la Liga de Campeones. Incluso muchos aseguran que recién estará disponible para la segunda fecha.

Egipto no debería renunciar a pelear por estar en octavos de final porque su grupo le concede una oportunidad. Uruguay, con quien debuta el viernes 15, es favorita para quedarse con el primer lugar dentro de una zona en la que también están Rusia y Arabia Saudita, precisamente otra selección afectada por el Ramadán.

El entrenador: Héctor Cúper


El entrenador argentino tendrá su primera oportunidad de vivir un Mundial como técnico. Para muchos es un DT con estigma de “perdedor” -alcanzó diez subcampeonatos con diferentes equipos-, pero clasificar a Egipto por primera vez en casi tres décadas no deja de ser una forma de redención.

La figura: Mohamed Salah (Liverpool)


Es una bala por los extremos y a ello sumó en la última temporada en el Liverpool una tremenda capacidad de gol. Consolidado en la elite europea. La mala, debido a la lesión que sufrió en la fina de la Liga de Campeones llegará con lo justo desde lo físico.

La promesa: Ramadan Sobhi (Stoke City)

 


Unas de las grandes promesas del elenco africano. Con apenas 17 años hizo su debut en la selección mayor. Cúper lo tiene muy bien considerado y es será titular en el debut mundialista. Desempeñarse en la Premier League lo hizo madurar mucho como jugador.

El ausente: Ahmed El Shenawy (Zamalek)


Fue el arquero titular de la selección durante las Eliminatorias. En abril, jugando para su club, sufrió rotura de ligamento cruzado anterior en una de sus rodillas y eso derivó automáticamente en perderse el Mundial de Rusia.

 

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios