Policiales

Violencia en el sudoeste

Le pegaron ocho tiros, se recuperó y ahora enfrenta una acusación por el homicidio de Brian Calegari

El crimen ocurrió en abril pasado en el Fonavi que se levanta en Seguí y Rouillón. La víctima fue baleada en la puerta de su casa. Uno de los sospechosos cayó herido en el Heca en septiembre y este martes fue imputado


La fiscal Georgina Pairola, una de las fiscales del caso.

Un joven de 27 años fue herido de ocho balazos en septiembre pasado y ahora quedó imputado sospechado de asesinar a Brian Calegari en abril de este año. La audiencia se llevó adelante tras el visto bueno de los médicos de someter al joven a una imputación. Tras la formalización del achaque fiscal, el juez actuante dispuso la prisión preventiva del joven por el plazo de ley.

Brian Calegari tenía 28 años. La tarde del 20 de abril fue asesinado en la puerta de su casa ubicada en Sanguinetti y Espinillo, el corazón del Fonavi de Rouillón y Seguí, que se levanta en la zona oeste.

Estaba sentado en el cordón de la vereda junto a su hermano cuando fue sorprendido por dos personas que llegaron en moto hasta el lugar y le metieron dos plomazos, uno en el pecho, cerca del corazón y otro en la axila.

Un vecino cargó a la víctima en su moto y lo llevó hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). Lo operaron pero el joven no logró superar las heridas y falleció una hora después.

Balean un auto en la puerta de una cochería donde velaban a un joven asesinado en una balacera

Durante el velatorio de Calegari, dos personas a bordo de una motocicleta pasaron por la cochería donde se estaba despidiendo a la víctima ubicada en Matienzo al 3300 y abrieron fuego contra un auto estacionado en la puerta del lugar y huyeron a toda velocidad.

El cortejo fúnebre tuvo que ser acompañado por un operativo policial hasta el cementerio La Piedad.

Tras balacera en el velorio, hubo operativo de seguridad para el cortejo fúnebre de Brian Calegari

Sospechoso

Uno de los sospechosos de cometer el crimen es Franco G. Este joven de 27 años resultó herido el 13 de septiembre pasado.  Lo llevaron al Heca en moto con ocho orificios de bala. Estuvo en estado reservado y se recuperó de las lesiones.

En el ataque además fue herida una mujer de 35 años, quien hizo un relato de lo ocurrido. Dijo que esperaba un remise en la puerta de su casa cuando vio que un muchacho corría escapando de otro que lo seguía con un arma en la mano. Ella había dejado la puerta abierta mientras esperaba y el joven que escapaba le pegó un empujón para entrar a la casa y el otro disparó. Uno de esos proyectiles le pegó en el glúteo.

Este martes los fiscales Georgina Pairola y Alejandro Ferlazzo  imputaron a Franco G. por el crimen de Calegari y por el delito de portación de arma de fuego. La audiencia imputativa fue presidida por el juez Alejandro Negroni, quien formalizar el achaque fiscal dictó la prisión preventiva de Franco G. por el plazo de ley.

Franco G. tiene dos hermanos que fueron asesinados y además del crimen de Calegari, algunas fuentes policiales lo vincularon al crimen de la remisera Vanesa Hernández cometido el 26 de abril pasado cuando la mujer recibió el llamado de una amiga que había ido a buscar a su hermano que salía de la cárcel de Piñero y su auto se quedó. La mujer remolcaba el auto de su amiga por la ruta 14 cuando apareció el conductor de una Toyota Hilux, cuyos ocupantes dispararon y mataron a Vanesa que había ido en auxilio. Sin embargo, en esta audiencia el joven no fue acusado por este asesinato.

Lo llevaron en moto al Heca con ocho balazos y dio identidad falsa porque lo buscaban por homicidios

Comentarios