Mundo

Salvó la vida de un niño

Le otorgan permiso de residencia en Francia al joven malí

La noticia recorrió el mundo el fin de semana y un video que rápidamente se viralizó mostró a un joven malí trepando la fachada de un edificio para socorrer a un pequeño de cuatro años. El presidente de Francia le ofreció poner los papeles en regla


Agencia AFP

El joven malí sin papeles que se hizo famoso al escalar un edificio para salvar a un niño en París recibió este martes un permiso de residencia, primera etapa antes de obtener la nacionalidad francesa prometida por el presidente Emmanuel Macron.

Tras recibir el permiso de manos del prefecto del departamento de Seine Saint-Denis, en la periferia norte de París, Mamoudou Gassama, de 22 años, firmó un contrato de 10 meses para llevar a cabo un servicio cívico en la Brigada de Bomberos de París por el que cobrará cerca de 600 euros al mes (690 dólares).

Gassama dejó la prefectura de Bobigny, adonde presentó su solicitud de regularización, a bordo de un coche de los bomberos, indicó Pierre-André Durand, prefecto del departamento Seine Saint-Denis.

“Estaba emocionado, es normal”, comentó el prefecto, saludando nuevamente el gesto del joven indocumentado, que el lunes había sido recibido por Emmanuel Macron.

“¿Cómo puede uno no estar impresionado por lo que hizo?”, se preguntó el prefecto. “Ayudó a alguien en peligro, lo cual no es tan común en nuestra sociedad”.

Mamoudou Gassama, que llegó a Francia en septiembre, debe recibir dentro de un mes un documento de residencia de 10 años para ser luego naturalizado francés.

El joven malí fue aclamado como un héroe en Francia después de que un video, visto por millones de personas en las redes sociales, mostrara cómo trepaba sin pensarlo cuatro plantas de un edificio tras ver a un niño de cuatro años que colgaba en el vacío.

Su acto de bravura le valió un encuentro con Macron, que le propuso naturalizarlo francés.

Hipocresía

La familia del niño al que salvó le agradeció su gesto este martes.

La abuela paterna, que al igual que la madre del niño vive en la Reunión, dijo a la radio RMC que estaba “muy conmovida” por las imágenes del rescate. “Es realmente un héroe (…) No sé quedó a esperar y mirar, salvó a mi pequeño”, añadió.

El padre del niño, que vivía solo con él en París, lo había dejado solo para ir de compras y luego se había entretenido jugando a un popular videojuego, Pokemon Go, según los investigadores franceses.

La policía lo detuvo el lunes bajo el cargo de dejación de sus obligaciones parentales.

La fiscalía de París indicó que el hombre había admitido su culpabilidad y expresado un “profundo arrepentimiento”.

Ante el interés que suscitó el acto del joven Gassama, las asociaciones de ayuda a los migrantes denunciaron “la hipocresía” y la “recuperación política desvergonzada” de este suceso, que esconde mal, según ellas, la dureza de la política migratoria del gobierno francés.

Según el ejecutivo, habría en el país unos 300.000 migrantes indocumentados, que serían muchos más según las asociaciones.

En 2017, 30.000 fueron regularizados.

 

Desde el sábado pasado, Mamoudou es conocido como “el Spiderman del XVIII” (en alusión al héroe de cómic y al barrio en el que se produjeron los hechos, el Distrito 18) luego de trepar con una increíble velocidad de un balcón a otro por la fachada de un edificio hasta alcanzar al niño, que se aferraba al borde en la parte exterior del edificio.

Notas relacionadas:

París, conmovida con joven indocumentado que salvó a niño

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios