Edición Impresa, Policiales

Juicio abreviado

Le dan tres años de cárcel por exceso en la legítima defensa

Un muchacho fue condenado a tres años de cárcel en un juicio abreviado por un asesinato que tuvo lugar a mediados del año pasado en barrio Parque Casas. El joven, que tiene 19 años, admitió haber apuñalado el novio de su mamá, en medio de un caso de violencia doméstica. Su abogada logró probar que el muchacho se defendió en una pelea y consiguió que las acciones de su pupilo fuesen encuadradas en un caso de exceso de legítima defensa.


Un muchacho fue condenado a tres años de cárcel en un juicio abreviado por un asesinato que tuvo lugar a mediados del año pasado en barrio Parque Casas. El joven, que tiene 19 años, admitió haber apuñalado el novio de su mamá, en medio de un caso de violencia doméstica. Su abogada logró probar que el muchacho se defendió en una pelea y consiguió que las acciones de su pupilo fuesen encuadradas en un caso de exceso de legítima defensa.

La madrugada del domingo 19 julio del año pasado estuvo agitada en Parque Casas, el barrio de zona noroeste. Durante las primeras horas del día Alejandra S., que en ese entonces tenía 33 años, tuvo una pelea con Eduardo Ruiz, su novio de 25. Al parecer, en medio de la discusión el muchacho reaccionó y le dio una piña en la cara a su pareja.

Elías, el hijo de Alejandra, que en 2015 tenía 18 años, se enteró lo que acababa de pasar y se peleó con Eduardo. Los investigadores no tienen claro si hubo dos entredichos o si en algún momento del enfrentamiento llegó al lugar un hermano del novio de Alejandra; pero Elías terminó peleándose con ambos en la puerta de su vivienda, que está ubicada en un pasillo ubicado en Casiano Casas al 200, con los dos muchachos. “En un momento se le metieron en la casa, le pegaron a él, a su mamá y a sus hermanitos”, explicó a El Ciudadano un vocero del caso.

Ante esta situación, desbordado por la violencia contra su familia, Elías agarró un cuchillo de cocina que había sobre la mesa y le dio una estocada en el tórax a la pareja de su mamá, que cayó al piso, frente a la puerta de la casa de Alejandra, sostuvo su defensa. Mientras Eduardo se desvanecía, el muchacho de 18 años huyó de la escena del crimen.

Cuando un grupo de médicos llegó al lugar, luego de que un grupo de vecinos avisara al 911, constató que Eduardo Ruiz, de 25 años, estaba muerto.

Unos días después Elías Joel Rodríguez fue detenido por el homicidio.

El esclarecimiento del asesinato quedó a cargo de la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro quien, desde el comienzo, notó indicios de que Elías se había defendido de una agresión y permitió que el muchacho accediera al beneficio de la prisión domiciliaria, mientras ella realizaba su pesquisa.

Durante este período Carmela Meneguzzer, la defensora del muchacho, se contactó con numerosos vecinos de Parque Casas que habían presenciado la pelea y todos declararon a su favor ante Fabbro. A estos dichos se le sumó los del hermano de Eduardo Ruiz, quien admitió que ambos habían provocado a Elías la madrugada del domingo 19 de julio de 2015.

Ante esta situación, con pruebas para tomar una determinación, la fiscal y la abogada de Elías llegaron a un acuerdo que fue aceptado hace pocas semanas por la jueza Raquel Cosgaya.

El muchacho firmó un juicio abreviado en el cual admitió haber asesinado a Eduardo Ruiz y fue condenado a 3 años de prisión por exceso en la legítima defensa.

Comentarios