Ciudad, Edición Impresa

Le cayó un perro encima y los dueños deberán pagar

Agustín Aranda/Carina Ortiz. Así lo resolvió la Justicia, que responsabilizó a la familia del can por los daños sufridos por una mujer.

La Justicia santafesina condenó a una familia de la zona norte de la ciudad a pagarle más de 80 mil pesos a una mujer después de que su perro cayera sobre ésta última desde la terraza de su casa mientras la transeúnte caminaba con su bicicleta. Según el fallo judicial, el impacto del can sobre la nuca de la mujer le generó traumatismo cervical con dos hernias, daño moral y psicológico. Por ello, los jueces consideraron luego de evaluar el informe de los peritos que la víctima posee una incapacidad parcial sobreviviente del 28 por ciento.

A principio de mayo, el Tribunal Colegiado de Responsabilidad Extracontractual dela Segunda Nominaciónfalló a favor Carolina D., de 62 años, quien a principio de 2006 sufrió una importante lesión en la nuca cuando un perro cayó sobre su humanidad en las inmediaciones de Superí y Boedo, y condenó a la familia dueña del animal a pagar 78.900 pesos más los intereses desde el momento del hecho por daño físico, moral y gastos médicos.

De acuerdo a los relatos descriptos en el fallo, cerca de las 13.30 del 23 de marzo de 2006, Carolina estaba caminando frente a una casa ubicada en Superí 1800 mientras llevaba de la mano su bicicleta. “De repente desde la terraza de ese domicilio, desde una altura de alrededor de cuatro metros saltó un perro de raza mestiza, de color claro, de tamaño grande (desconociendo si macho o hembra), que cayó pesadamente y en forma imprevista sobre mi cuerpo, más precisamente sobre mi nuca, por lo que quedé inconciente tirada en el sueño y resulté lesionada en la cervical, en el labio y pómulo derecho”, detalla el texto. Al instante, siempre según el fallo, la dueña del perro de nombre Zulma C., asistió a Carolina y llamó a una ambulancia que trasladó a la herida al Hospital Alberdi, ubicado en Puccio al 500. Según declaró la denunciante, el perro ya había atacado a otros vecinos de la zona.

Según explicaron fuentes allegadas a la pesquisa, el perro en cuestión es un ovejero alemán de entre 35 y 40 kilos. Y agregaron que la víctima caminaba con su bicicleta haciendo sus ventas ambulantes. El perro empezó a ladrar y acercarse al borde de la terraza, con tanta mala suerte que se terminó cayendo arriba de la mujer.

En primera instancia, la familia negó ser propietaria del perro y luego alegó que no se cayó encima de la mujer sino al costado de ella. La responsabilidad siniestral fue corroborada por dos testigos del hecho, uno de los cuales aportó que “la terraza no tenía baranda”. Al aplicar el Código Civil, que explica “el propietario de un animal doméstico o feroz es responsable del daño que causare”, se falló a favor de la demandante.

El hecho le causó incapacidad parcial sobreviviente. El fallo alude que la demandada deberá pagarle 55.800 pesos a Carolina, quien “a raíz del siniestro sufrió traumatismo cervical con dos hernias post traumáticas ya reparadas”, y se encuentra con una incapacidad del 28 por ciento. Según refleja el texto, los peritos definieron la responsabilidad de la lesión como “producto del enorme traumatismo sufrido por la caída del animal sobre su nuca”.

Por otro lado, la demandada debe pagar 22.300 pesos a la víctima a razón de daño moral. Según el fallo, la mujer presentó ante los peritos un daño psicológico moderado como consecuencia del accidente sufrido, ya que, a pesar de mostrar algunos signos característicos de una neurosis traumática, esto no le impide continuar con su vida cotidiana. “El daño psicológico observado en el peritaje no es incapacitante ni incide directamente en su vida de relación tanto en el área laboral, familiar y cultural, proponiendo tratamiento acorde con una terapia nueva”, sostiene el texto.

Además, la demandada debió abonar 800 pesos correspondientes a gastos médicos y de farmacia.

Comentarios