Edición Impresa, Política

Fin del conflicto

Las Rosas: acuerdo y paro levantado

Intendente se comprometió a regularizar pago de sueldos a municipales. La Festram deja sin efecto la huelga convocada para mañana.


Hubo acuerdo en el conflicto de Las Rosas y se levanta el paro de trabajadores municipales que se iba a realizar mañana a nivel provincial. El intendente Javier Meyer (PRO) y la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe (Festram) pusieron fin al conflicto iniciado en diciembre. No obstante, en la cabecera del departamento Belgrano siguen las medidas de fuerza hasta que comience a regularizarse el pago de salarios atrasados.

“Hemos logrado llegar a un acuerdo que las partes nos comprometemos a cumplir”, celebró ayer a la tarde el intendente de Las Rosas luego de reunirse con los líderes de la Festram en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia, en la ciudad de Santa Fe.

Para destrabar el conflicto, Meyer se comprometió a tratar con el gremio local, en una mesa de revisión, los adicionales descontados al 20 por ciento de los trabajadores, medida que dio inicio al conflicto. El ministro de Gobierno de la provincia Pablo Farías, uno de los mediadores junto a su par de Trabajo Julio Genesini, celebró “el principio de solución” y remarcó que fue un “día clave para que la ciudad vuelva a la normalidad”.

El jefe municipal de Las Rosas comenzará hoy a liquidar los salarios y buscará retomar el diálogo con los empleados. Habrá además una asamblea gremial para decidir por las medidas de fuerza locales. Según el titular de la Festram, Claudio Leoni, se van a levantar “cuando se normalice el pago de los salarios caídos”.

“El problema de fondo está resuelto”, señaló el intendente Meyer. Ahora deberá recomponer las relaciones entre los empleados de paro y los que hicieron guardias: “Es importante que trabajen en armonía. Estos dos meses de conflicto han generado roces y es nuestra obligación, tanto del Ejecutivo como del gremio, mostrar buena predisposición y materializar esta voluntad de solución del conflicto”, dijo. Si bien el conflicto comienza a destrabarse a partir de la decisión de Meyer de revisar los descuentos aplicados desde diciembre, aún queda otro punto por resolver: la presencia de Gendarmería en Las Rosas. El intendente confirmó que no se van a ir hasta tanto “se recupere la normalidad en la ciudad”. Y agregó: “Es una cuestión de seguridad, no es algo que condicione el funcionamiento del municipio”.

La Festram volverá a exigir que se retiren las fuerzas federales que no fueron pedidas ni autorizadas por la provincia, ya que llegaron a Las Rosas enviadas por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a pedido de Meyer.

Para Leoni, la presencia de la Gendarmería en Las Rosas es “un hecho muy grave para la vigencia del Estado de derecho” en la provincia. “Esto no puede quedar así, más allá de que resolvamos el tema laboral. Acá hay que hacer una seria observación sobre las relaciones entre el gobierno nacional, la provincia y las políticas sociales que se instrumentan en función de lo que, para nosotros, es un grave delito de parte de la ministra de Seguridad: haber violando la ley de seguridad interior”, dijo.

“Para que esté la Gendarmería se tienen que dar circunstancias muy especiales y tiene que haber una convocatoria directa del gobernador”, analizó Leoni, y añadió: “Estamos muy preocupados por la forma en que se maneja el gobierno nacional con algunos de sus intendentes”.

Comentarios