Ciudad, Coronavirus

Efectos de la cuarentena

Las peluquerías solicitaron un “auxilio inmediato” ante la emergencia que atraviesa el sector

La Cámara de Peluquerías de Rosario solicitó que se declare la emergencia para el rubro por 180 días ya que la actividad se vio afectada por la cuarentena y advierten que ninguna de las medidas adoptadas por el gobierno nacional está dirigida a este sector


El aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por el gobierno nacional para combatir la pandemia de coronavirus impactó de lleno en muchos rubros de la actividad económica. Si bien se tomaron diferentes medidas para paliar la situación, éstas no alcanzan a todos los sectores. En este duro panorama, las peluquerías, que vieron afectadas sensiblemente su actividad, “reclaman un auxilio inmediato”

Desde la Cámara de Peluquerías de Rosario alertan que “ninguna de las medidas anunciadas por la crisis económica que genera la pandemia se dirige a su sector” es por eso que consideraron “necesario que se declare la emergencia económica para nuestra actividad por 180 días, que se tomen medidas paliativas que nos ayuden a afrontar las obligaciones previsionales, impositivas, sindicales, salariales, servicios, alquileres, expensas, entre otros”.

La entidad detalla que en Rosario son 790 las peluquerías habilitadas a diciembre de 2019, que aproximadamente 50 % de las mismas son explotadas comercialmente por trabajadores autónomos adheridos al régimen de monotributo, muchos de ellos de categorías altas, y el resto responsable inscripto, “y al día de hoy no ha habido ningún anuncio tendiente a contemplar su situación”.

Como el rubro no fue incluido entre las actividades esenciales, las peluquerías están cerradas desde el jueves 19 de marzo hasta nuevo aviso debido por la medida obligatoria de aislamiento social impuesta por el gobierno nacional. “Esta situación nos ha impedido contar con los fondos suficientes para afrontar nuestras obligaciones en tiempo y forma, por lo cual solicitamos al gobierno tenga a bien adoptar medidas concretas que auxilien urgentemente a nuestro sector”, declararon desde la Cámara.

Del total habilitadas, alrededor de 250 peluquerías tienen un colaborador, las demás tienen entre 2 y 20 colaboradores, y hay 920 peluquerías en total informalidad; además muchísimos de ellos trabajan a domicilio. “Cabe destacar que nuestra actividad es 100% artesanal, y no tenemos forma de desarrollarla de otra manera que no sea presencial, y al ser imposible, la actividad es insostenible”, expresaron.

“Somos los que apostamos a diario por mantener nuestros locales y prestar el mejor de los servicios”, dijeron al manifestar su “preocupación inmensa” ya que son “muchas las familias que dependen del trabajo de las peluquerías” y necesitan poder garantizarles “su seguridad y la propia”.

Desde el sector indicaron que están preparados y dispuestos a elevar los estándares de higiene si así lo dispone el Estado al momento de la reapertura de los salones, motivo por el cual esperan estar en el listado de rubros autorizados a trabajar a partir del levantamiento de la cuarentena.

Comentarios