Espectáculos

Las Malvinas de Vignoli

Beatriz Vignoli dará a conocer su nuevo libro titulado “Kelpers”, en donde intenta responder a “qué se siente cuando se meten en tu isla” valiéndose de cierto imaginario subjetivo sobre la guerra, y que integra la colección “Minilibros 50”.


Por Javier Hernández

vignolinota

La escritora Beatriz Vignoli presentará mañana un nuevo libro de su autoría. Entre la prosa poética, la minificción y el diario de apuntes impresionistas, la también periodista y crítica de arte rosarina dará a conocer Kelpers, un libro donde atraviesa, singularmente, cierto imaginario subjetivo sobre la guerra de Malvinas.

La presentación, que se llevará a cabo a las 19.30 en Bienvenida Casandra Arte Bar (Sarmiento 1490), estará encabezada por el director de la colección Minilibros 50 (ver aparte), el escritor uruguayo Jorge Montesino. Ésta será la única oportunidad para adquirir el libro que, por el momento, no tendrá edición nacional.

Escrito en 2012 y publicado este año, Kelpers es uno de los tres minilibros que Trópico Sur Editor publicó este mes en Maldonado, Uruguay, junto a otros dos: uno del escritor paraguayo Fredi Casco y otro del uruguayo Damián González Bertolino.

Sin referencia precisa a las Malvinas, lo que busca la autora con esta obra es reconstruir una estructura de sentimientos: responder “qué se siente cuando se meten en tu isla”. Y sobre el clima kelper que puede deducirse, dice, “son mis propias Malvinas privadas” .“Este nomadismo de la colección tiene mucho que ver con la estética de la desterritorialización que emprendo en mi libro, donde reúno una serie de textos muy breves”, prosiguió.

El libro está ordenado en tres capítulos: “Cinco zombis en mi living”; “Una tragedia de ambición” (ver aparte); y “Animales experimentales”. “A la palabra «kelpers», tan polémica para quienes la padecen, no pretendo usarla como un insulto sino como un anacronismo dentro de una cierta estética retro, como la que evoca la palabra Yugoslavia”, señala la autora. “Recién entré literariamente en la guerra de Malvinas cuando leí una carta, citada por el historiador Federico Lorenz en su libro Las guerras de Malvinas, donde una isleña trata inútilmente de tomarse con flema británica el hallazgo de sus frascos de conservas con los contenidos devorados y reemplazados por orina de nuestros soldados, quienes para más irritación se dejaron las cucharitas adentro”, escribe Vignoli.Y continúa: “La carta se exhibe en el Museo de la Guerra de Londres y Lorenz fue a leerla allí. Para El bote (novela in progress que sale publicada viernes de por medio en Rosario/12) yo me inspiré en otro incidente de la guerra, investigado por los historiadores Guillermo Clarke, Juan Ghisiglieri y Alicia Sarno en Palabras de Honor (La Plata, 2007). Mientras El bote toma como precursor a Las islas (1992), de Carlos Gamerro, Kelpers se nutre de Los pichiciegos (1982), de Fogwill”, concluye.

 

Minilibros

La colección “Minilibros 50” de la editorial uruguaya Trópico Sur tiene por finalidad convertirse en punto de  concurrencia de autores noveles, emergentes y consagrados. Dirigida por el escritor Jorge Montesino, la idea de la colección –llamada así por el pequeño formato de sus libros (10 x 14 centímetros)– cuenta en su catálogo con autores uruguayos, argentinos, paraguayos, chilenos, peruanos y colombianos. El catálogo cuenta con figuras como el novelista mexicano Mario Bellatín o los poetas argentinos Mario Arteca (autor, por esta colección, de Irish republican Army) y Natalia Litvinova (quien publicó Esteparia). La colección de carácter artesanal tendrá en total cincuenta títulos de cincuenta autores diferentes y hasta el momento lleva editados treinta y tres, siendo Kelpers el número 25 de la colección.

 

Una tragedia de ambición

En el capítulo 2 de Kelpers, titulado “Una tragedia de ambición”, la autora se sirve de un juego semántico para contar un momento aparentemente histórico con obsesiva  rigurosidad. “Hay un objeto «A» –escribe–. Tiene dueño. «B» lo codicia y trata de tomarlo. «C» y «D» le insisten en que desista. «B» les asegura que no renunciará. «C» le dice que sus pretensiones a la posesión de «A» no constituyen por sí mismas, de ningún modo, un derecho de propiedad. «D» le explica el derecho de «A» a la autodeterminación”. A lo largo del capítulo las opciones (o estrategias) políticas, constitucionales y morales de los actores irán configurando el tablero hasta desembocar en un aparente cierre. “«B» pierde a «A»: ha podido asirlo con la ayuda de «C» y «D», pero no logra conservarlo. Cuando lo está perdiendo, pide ayuda una vez más a «C» y a «D», pero éstos invocan la prudencia. Al cabo de una corta lucha, «A» es perdido y «B» debe rendirlo. «B» culpa de su derrota a la cobardía de «C» y «D». Por su parte, «C» y «D» cargan sobre «B» toda la responsabilidad del desastre”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios