Ciudad

Ampliar derechos

Las licencias de paternidad y maternidad en debate

Concejales de distintos bloques opinaron sobre la propuesta del Sindicato de Empleados Municipales de extenderlas. La idea es tener un régimen similar al de la provincia (hasta 135 días para mujeres y 8 para hombres). El oficialismo, en silencio


Arte El Ciudadano.

Esta semana el Sindicato de Empleados Municipales de Rosario eligió a sus representantes. En una de las listas estaba Yamile Baclini que había denunciado que una de las principales demandas de los trabajadores era extender las licencias de maternidad y paternidad. El convenio da la licencia de 90 días corridos para la madre sea con opción a dividirlos entra la fecha previa y posterior al parto. Para los hombres, es de 15 días corridos después del parto. Como en otros reclamos, la idea de los municipales es conseguir un régimen similar al de los empleados de la provincia que tienen hasta 135 días para las mujeres, pero sólo 8 corridos para hombres y que en la propuesta de los municipales es de elevarlo a 45 días. El desbalance es para los diputados Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger una forma más de perjudicar a las madres, a los que adoptan y padres varones gays.
El Ciudadano recuperó la opinión de los concejales de distintos bloques sobre si es viable hacerlo en Rosario. Desde el oficialismo ningún concejal quiso responder.

 

Norma López (Frente para la Victoria)

Estamos de acuerdo con la extensión de las licencias de maternidad y paternidad, más las de personas que adoptan. No puede ser sólo para mujeres o varones sino para las personas gestantes. Todas las parejas deben tener las licencias, más allá de cómo están conformadas, porque el derecho a proteger es el del niño o niña que nació. Avanzar en ampliar derechos bajo la bandera de la justicia social es un trabajo que debe seguir la Municipalidad de Rosario y así ser ejemplo para el ámbito privado. Hace dos años que trabajamos en el proyecto de extensión de licencias y este año lo ingresamos de nuevo al Concejo Municipal porque había perdido vigencia. También queremos saber qué pasó con la implementación de la ordenanza votada en 2016 que pide crear los jardines maternales dentro del ámbito público.


Carlos Cardozo (Cambiemos)

Si hay una ley provincial que le da una potestad a madres y padres que es superadora a la ordenanza municipal lo lógico es alinearla con la provincial. El oficialismo, con la composición anterior y esta también, ha puesto objeciones por cuestiones presupuesto. No se cuál es la posición de cada uno. Personalmente pienso que las normativas municipales tiene que tener el mismo sentido que las leyes provinciales. Los derechos de licencias han ido extendiéndose en todo el mundo y es mucho más importante que la discusión sobre el personal de la Municipalidad de Rosario. Es un tema que hemos tratado varias veces en el bloque.


Caren Tepp (Ciudad Futura)

Extender la licencia por maternidad es poner la vida y los cuidados en el centro de las políticas. Es generar formas más humanas de vivir entre todas las personas. Venimos insistiendo en introducir nuevos valores en las formas de hacer política; incorporar las voces que han sido silenciadas, sensibilizarnos, educar en igualdad, garantizar el ejercicio de los derechos; construir una sociedad más justa, menos machista. Siempre que los proyectos se diseñen en ese sentido, contarán con nuestro apoyo porque implica acercar a la vida pública mucho de lo que ha estado relegado a ámbitos privados. Una sociedad que comprende la importancia de la maternidad, en los casos que las mujeres así lo decidan, también sabe de la complejidad de los tiempos y la necesidad de espacios de cuidados para el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres. La extensión de la licencia por paternidad va en el sentido de avanzar en que las tareas y roles históricamente asignados a las mujeres sean compartidos y permitan generar las condiciones para que podamos ir alcanzando la igualdad de oportunidades en los distintos planos en los que históricamente venimos siendo el grupo desaventajado. Lo vemos transversalmente en todos los ámbitos laborales, desde la esfera privada hasta en lo estatal. Se trata de cuidar como sociedad que la decisión de ser madre/padre no se convierta en una carrera de obstáculos. Tenemos que generar políticas públicas que faciliten la maternidad y paternidad en diversos ámbitos de la vida cotidiana.

 

El espejo

Desde el 2014 el régimen de licencias para provinciales es de hasta 135 días para las mujeres. Son 45 días de preparto y desde el nacimiento tienen tres meses más. Si es múltiple o el recién nacido es prematuro son 6 meses más siempre y cuando el bebé pese 2.500 gramos o menos y llega al mundo antes de la semana 37 de gestación. Para hombres son 8 días corridos. También para las mujeres la ley prevé dos descansos para amamantar por día, entre otras atribuciones durante los primeros meses.
Los diputados Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger presentaron en 2016 un proyecto para que las personas que se conviertan en padres y madres puedan tener un total de 180 días, tal como define la Organización Mundial de la Salud. “Independiente del sexo y el tipo de pareja y de cómo llegó el nuevo integrante de la familia (inclusive la adopción) es un derecho a garantizar ¿Quién cuida a un nene o nena después del día 8 de que llegó a la casa y tiene dos padres varones?”, indicó la diputada a El Ciudadano. Para la legisladora, sería una forma de equilibrar los esfuerzos en la pareja que históricamente recayó en las mujeres. El proyecto está en la Comisión de Derechos y Garantías y no fue tratado.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios