El Hincha

Bandera roja

Las “Grid Girls” ya son historia

Los nuevos dueños de la Fórmula 1 anunciaron que ya no estarán presentes las “mujeres de la parrilla” .


Pie de foto: Pasado. Las tradicionales promotoras que durante años acompañaron a las carreras de Fórmula 1 no estarán más a partir de la temporada que arranca en marzo.

El nuevo propietario de la Fórmula 1, Liberty Media, revolucionó la historia de la carrera luego de anunciar que “las mujeres de la parrilla”, las jóvenes que se ubican sobre el asfalto en los circuitos y que sostienen carteles o sombrillas de marcas publicitarias, ya no formarán parte de la F1.

Luisina Micozzi es una rosarina que trabajó durante un año y medio de promotora, hace dos que es coordinadora en una agencia. Ella ya sabía que estaba el rumor de que “las iban a sacar” a las conocidas como “Grid Girls”. “Tenés que estar ahí parada, durante casi seis horas, acompañando a los pilotos”, cuenta.

“Es una fuente de trabajo, como cualquier otra, donde las chicas están muchas horas de pie, tienen descanso para almorzar y cobran un sueldo, que muchas veces las ayuda a terminar una carrera o a darse gustos personales”, argumentó.

“Como trabajadora no me parece correcto porque es una fuente de ingreso que muchas veces ayuda a hacer una diferencia económica”, afirmó Micozzi, quien reveló que nunca se sintió cosificada en las carreras de automovilismo que ha trabajado.

En tanto, desde la agrupación MuMaLa (Mujeres de la Matria Latinoamericana) afirmaron que la decisión la Fórmula 1 “es positiva”. “Son eventos que ponen a la mujer siempre en un lugar secundario, donde el protagonista es solo su cuerpo, como figuras decorativas. Es bueno que se repiense a la mujer desde otro lugar”, expresaron ante la consulta de El Hincha.

Es innegable que es una iniciativa que rompe con la percepción de la mujer como “florero”, como protagonista secundaria. Sin embargo, tampoco se puede negar que es una fuente de trabajo.

El debate es más complejo y profundo. La periodista Marta Dillón publicó un artículo muy interesante en Página 12 (NdR: el 3 de noviembre de 2017), haciendo referencia a un anuncio del boliche Cocodrilo de Buenos Aires, cuando anunciaron el fin del “baile del caño”.

“El problema no es el caño, el problema en todo caso es dar por supuesto que si una mina se sube al caño quiere decir que su cuerpo está disponible para deseos ajenos”, sentenció Dijón, una frase que puede aplicarse al actual debate sobre el trabajo de las promotoras.

El auto, el piloto y la mujer sonriente detrás es una imagen tradicional de las carreras de automovilismo, que desde hace un tiempo comenzó a cuestionarse.

De esto se hizo eco la nueva empresa que comanda la F1 desde enero del año pasado. Sean Bratches, director comercial de la carrera, explicó a través de un comunicado que “esta tradición no corresponde a los valores defendidos por nuestra marca y está en contradicción con las normas sociales actuales”.

“Durante el año pasado analizamos una serie de áreas que sentimos que era necesario actualizar para estar más en sintonía con nuestra visión de este gran deporte”, afirmó el ejecutivo. Esta decisión, dicen, es acorde a las condiciones sociales actuales y en concordancia con otros deportes.

Las voces son muchas y diferentes. Los opositores a las “Grid Girl” de la Fórmula 1 hablan de su cosificación. Es decir, de tratar a las mujeres como cosas: quitar subjetividad y convertir en cosa, objeto sin identidad ni voluntad propia a una persona. Se trata de prácticas machistas y sexistas en las que son reducidas a simples instrumentos comerciales a través de su imagen física.

También están quienes se manifiestan de acuerdo con su permanencia, ya que sostienen que se trata de un empleo opcional y bien remunerado, el cual debe mantenerse porque es una tradición muy arraigada en las carreras desde hace muchos años.

Sin embargo, Liberty Media ha decidido actuar en coincidencia con los primeros. “No pensamos que esta tradición sea apropiada o de acuerdo con la Fórmula 1 y sus aficionados”, anunciaron a través el comunicado.

Teniendo en cuenta las declaraciones, podría pensarse que es una decisión tomada para “quedar bien”. Se desconoce si las trabajadoras fueron consultadas o no sobre la pérdida de lo que es una fuente de ingreso.

De una u otra manera, la decisión ya fue tomada: las “Grid Girls” ya no estarán presentes. Esta modificación de la Fórmula 1 será efectiva desde el primer gran premio de la temporada que se viene, en Australia a finales de marzo, y se aplicará a todas las categorías durante los fines de semana de un Gran Premio.

Si te gustó esta nota, compartila