Economía, Política

Foco de incendio

Las dificultades políticas y económicas amenazan la recuperación del empleo privado en Argentina

El desafío para el gobierno es evitar que esas dificultades destruyan uno de los pocos indicadores positivos que puede mostrar. La incertidumbre puede generar un estancamiento en nuevos ingresos al mercado laboral de calidad


Foto: Télam

El empleo registrado privado en Argentina acumula diecisiete meses consecutivos de recuperación. En lo transcurrido hasta el momento en 2022, todos los meses registraron una mejora respecto al anterior, una tendencia que ahora se ve comprometida por la incertidumbre económica que atraviesa el país en términos políticos y económicos y que demora la posibilidad de romper el techo histórico de empleo privado.

El último informe del Centro de Economía Política Argentina (Cepa) expuso que durante mayo se generaron 25.232 puestos de trabajo registrados en el sector privado, lo cual implica un 0,4% de crecimiento con respecto al mes previo. Hasta ahora la recuperación se condice con un piso inicial bajo, como lo fue el que dejó Cambiemos a fines de 2019 y otro aún más bajo como lo fue la peor etapa del Covid 19 en julio de 2020.

Los datos parciales no llegaron a procesar todavía el impacto de la salida del ex ministro de Economía, Martín Guzmán, a principios de julio y todo lo sucedido en un mes de crisis política e incertidumbre económica. El desafío para el gobierno en este sentido, es intentar que esas dificultades no destruyan uno de los pocos indicadores positivos que puede mostrar producto de su gestión. A este ritmo, el Frente de Todos puede apostar a abrazarse a la generación de empleo a cuentagotas, mientras que la posibilidad de romper el techo histórico de trabajo privado deberá esperar.

Industria y Construcción son los dos sectores que se mantuvieron firmes en actividad y generación de empleo durante los últimos meses. Pero el segundo de ellos comenzó a resentirse a partir de la crisis que atraviesa el gobierno hace algunas semanas. Tanto en lo privado, pero particularmente en la obra pública, la incertidumbre ya genera demoras, prórrogas y re determinaciones que dificultan la actividad y ponen en riesgo la continua incorporación de trabajadores al sector. El gobierno provincial teme que la obra pública termine siendo una variable de ajuste para lograr el 2,5% de déficit que el gobierno nacional le prometió al FMI.

Los obstáculos que sufrió la actividad económica, durante julio particularmente, resintieron la actividad, aunque por ahora eso no parece reflejarse en un freno a la generación de empleo. Si bien los datos finos sobre el séptimo mes del año se conocerán recién en octubre, no se advierte un fenómeno de despidos masivos que puedan influir en la desocupación, aunque sí la incertidumbre puede generar un estancamiento en nuevos ingresos al mercado laboral de calidad.

Los datos de Cepa  referidos a mayo confirman una latente recuperación de puestos, impulsada por industria y construcción que sostuvieron meses de estabilidad y crecimiento de actividad, pero además se sumó un componente de mejora estacional en los rubros turismo y comercio.

El segundo semestre

En diálogo con El Ciudadano, la analista económica de Cepa, Eugenia Rodríguez, destacó la evolución del trabajo privado en lo que va del año y evaluó cómo puede influir el contexto actual en cada sector.

Al respecto, sostuvo: “Lo más probable es que en junio la tendencia se mantenga similar, y para julio lo que vimos hasta ahora es que la inestabilidad cambiaria no está golpeando tan fuerte a la economía real”. En ese sentido, detalló: “Si vemos la rentabilidad de grandes empresas, según datos del Indec sobre las 500 empresas más importantes del país, se ven número positivos en cuanto a rentabilidad y crecimiento, por lo cual no debería verse una importante caída, sobre todo en el sector industria”.

Si bien la industria consolidó una estructura productiva que permitió generar cierta robustez durante casi toda la gestión del Frente de Todos, el sector de la construcción (otro de los responsables de la recuperación de empleo) puede presentar mayor vulnerabilidad ante el contexto. Es que buena parte de la actividad está motorizada por la obra pública, hoy condicionada por un posible recorte que se puede dar en la transferencia de recursos de Nación a las provincias.

Respecto a la foto de mayo, Rodriguez sostuvo: “Lo que más está impulsando esa recuperación es la industria, que está 60 mil puestos por encima del piso de la pandemia, sigue siendo el sector clave. También está la construcción, que en junio tuvo una leve caída pero también viene siendo clave porque mantiene sus niveles por encima de la pandemia”.

Datos privados sobre la evolución de la construcción durante junio encendieron las alarmas ya que expusieron una leve caída respecto a mayo. Se trata ni más ni menos del sector más dinámico en la actualidad y que mayor volumen de empleo generó desde el piso de la pandemia.

Desde Cepa sostienen que las últimas semanas de tensión en la economía no provocaron un parate total de la actividad, pero sí le pusieron un freno al impulso productivo. Esto no llegaría a justificar un fenómeno de despidos masivos, aunque sí sería suficiente para generar un retraso en la recuperación de puestos laborales en el ámbito privado.

Sobre los tiempos que puede llevar una recuperación neta, la analista del Cepa consideró: “Si se mantiene una tendencia similar lo más probable es que antes de fin de año se recupere todo lo que falta, que son esos 138 mil puestos que están pendientes si lo comparamos con el gobierno de Cambiemos”.

Por último, fue más allá de una recuperación parcial de empleo privado y reflexionó: “El desafío es continuar con estos niveles en el tiempo, que es lo que no suele pasar en el país por cambios bruscos en modelos económicos y políticas industriales. Los frenos en el crecimiento impactan en la generación de puestos. SI se mantienen estos niveles es posible acercarse a romper ese techo histórico de generación de empleo y empezar a ver la cuestión estructural de empleo formal que se mantiene en un 35%”.

Comentarios