País

Las clínicas del interior del país reclaman al Estado: dicen estar sujetas al desfinanciamiento

"Nuestro reclamo está dirigido a todas las autoridades tanto nacionales como provinciales, sin distinciones, para que se comprenda el problema y todos acerquen soluciones", expresan los prestadores privados


Los prestadores médicos asistenciales han recibido incrementos muy insuficientes de sus aranceles en todo el año 2020 y en lo que corre del presente; aún más se dejaron sin efecto aumentos de cuotas en los planes de las EMP en dos oportunidades cuyos valores se iban a trasladar a sus destinatarios: médicos y establecimientos, aseguraron en un comunicado de prensa.

“Igual política se contempló respecto del Pami durante 2020, y en las obras sociales provinciales y obras sociales sindicales, que salvo excepciones no han avanzado en la contraprestación dineraria debida al sector prestador”, describieron los dueños de clínicas y sanatorios.

“Los reconocimientos que recibimos de pacientes y de la comunidad por el esfuerzo desplegado con motivo de la pandemia contrastan con la falta de respuesta del Estado en la atención de la salud por nuestros establecimientos, en comparación a los que autoriza o permanece impasible ante los incrementos desorbitados en medicamentos, material descartable, y se suman la necesidad impostergable de actualizar salarios del personal de sanidad, alzas incesantes en los combustibles, servicios públicos y presión impositiva”, reclaman.

“No se tiene en cuenta el “costo en salud” que supera los índices usuales, según es reconocido oficialmente, con una inflación acumulada en el año 2020 del orden del 36,1 % y con una proyección también elevada para este año, sin que medie anuncio alguno ni programa de recuperación gradual de aranceles”, afirman.

“Los paliativos dados en el año 2020, ATP y ahora Repro II, son muy apreciados pero están en relación con la merma de nuestra actividad prestacional por la pandemia, con el agravante de que no sabemos cuánto tiempo serán mantenidos en el año en curso y que no son universales para todo el sector”, aseveran.

“El sistema prestacional privado de salud no puede abocarse con su máximo potencial a enfrentar Covid-19 y las demás patologías habituales si continúa sumido en la crisis de financiamiento que estamos denunciando y ello afectará la salud de millones de argentinos”, alertan.

“Nuestro reclamo está dirigido a todas las autoridades tanto nacionales como provinciales, sin distinciones, para que se comprenda el problema y todos acerquen soluciones”, expresan los prestadores privados.

Comentarios