Mundo

Lanzaron bombas molotov contra la embajada de Cuba en París y acusan a Estados Unidos

El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, denunció en Twitter el ataque y responsabilizó al país norteamericano por "sus continuas campañas" contra el país cubano, "que alientan estas conductas, y por llamados a la violencia, con impunidad, desde su territorio"


El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla

La embajada de Cuba en París fue atacada anoche con bombas molotov que provocaron daños menores en su exterior y un pequeño incendio en el interior, en una acción condenada por Francia y por la cual La Habana culpó a Estados Unidos.

El Departamento de bomberos de París dijo que el edificio diplomático de Cuba, situado en el distrito 15 de la capital de Francia, sufrió anoche daños menores por el lanzamiento de dos artefactos incendiarios.

Los incendios provocados por los artefactos ya se habían extinguido cuando los bomberos acudieron al lugar, agregó el departamento de bomberos en un comunicado.

La fiscalía de París abrió una investigación por “degradaciones por sustancia explosiva o artefacto incendiario” a cargo del tercer distrito de la policía judicial de la capital francesa, informó la agencia de noticias francesa AFP.

Francia condenó el ataque a través de un mensaje en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores en el que informó que “se aplicaron medidas para reforzar el dispositivo de seguridad alrededor de la Embajada”.

Desde La Habana, la Cancillería cubana afirmó que el ataque ocurrió a las 23.45 de ayer y y precisó que se arrojaron tres cócteles molotov, dos que llegaron a la parte exterior y otro que entró y provocó un incendio que fue sofocado por funcionarios de la misión.

“Durante la noche del 26 al 27 de julio, la Embajada de Cuba en Francia fue objeto de un atentado terrorista perpetrado por dos individuos que arrojaron tres cócteles molotov, provocando un incendio en la fachada y la entrada de esta Misión diplomática. El personal diplomático cubano no resultó herido, pero se constataron daños materiales”, relató la embajada cubana en París.

El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, denunció en Twitter el ataque y responsabilizó a Estados Unidos por “sus continuas campañas” contra el país, “que alientan estas conductas, y por llamados a la violencia, con impunidad, desde su territorio”.

Este ataque se enmarca en un momento de especial tensión para Cuba, que este mes registró las mayores protestas contra el Gobierno comunista desde el llamado período especial, cuando la caída de la URSS puso fin al principal ingreso de ayuda financiera de la isla.

Esta vez las protestas estuvieron dirigidas a la gestión sanitaria y económica ya que el país atraviesa el peor momento de la pandemia y una profunda crisis económica, alimentada por el embargo estadounidense, la parálisis del turismo por el coronavirus y la inflación disparada por las últimas políticas nacionales.

El Gobierno acusó a Estados Unidos de organizar las protestas pero tomó algunas medidas económicas que pedían los manifestantes.

Durante el fin de semana y ayer se registraron manifestaciones a favor y en contra del Gobierno cubano en diversas capitales del mundo, en el marco de las celebraciones por el 26 de julio, cuando se conmemora el asalto al Cuartel Moncada.

Una veintena de países, entre ellos Brasil, Colombia y Ecuador, se unieron ayer al Secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en su llamado al Gobierno cubano para que “respete los derechos y libertades legalmente garantizados del pueblo cubano” y “libere a los detenidos” del 11 de julio pasado durante las manifestaciones.

Las “declaraciones del Secretario de Estado Estados Unidos se basan en el apoyo de un puñado de países que han sido presionados para acatar sus dictados”, denunció el canciller cubano Rodríguez en Twitter.

“Cuba cuenta con el respaldo de 184 naciones que demandan eliminar el bloqueo” estadounidense, puntualizó el canciller cubano y emplazó al Gobierno de Estados Unidos a presentar pruebas que “demuestren (esas) calumniosas acusaciones”.

En Argentina, en tanto, organismos de Derechos Humanos se solidarizaron con el pueblo cubano en una carta publicada después de una reunión virtual con el embajador de Cuba en el país, Pedro Prada.

La carta, firmada por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por razones políticas,

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos entre una decena de organismos expresó su solidaridad con los cubanos y “el proceso de transformaciones que heroicamente viene desarrollando, a pesar del brutal bloqueo y las políticas de agresión de Estados Unidos y otros sectores del bloque dominante”.

Comentarios