Ultimas

Justicia de género

Lanzan red de funcionarias judiciales de toda la Argentina

Mujeres Para la Justicia surgió con un grupo de Whatsapp que creció de boca en boca. Y hoy son más de 250. Ayer María Angélica Gastaldi, presidenta de la organización e integrante de la Corte Suprema de Santa Fe, la presentó en Rosario


Este año funcionarias judiciales de todo el país empezaron a tejer una red para pensar y discutir la Justicia desde su lugar como mujeres. Armaron un grupo de Whatsapp para comunicarse y en pocos días superaron los 256 integrantes permitidas por la aplicación. Se mandan fallos, comentan las opiniones que hay en los medios sobre el trabajo de las juezas y los jueces y comparten artículos que van desde la antropóloga feminista Rita Segato a noticias sobre el juez de Chubut habló en contra de que las mujeres hagan manifestaciones con el torso desnudo. La dinámica horizontal del grupo de Whatsapp resultó ser perfecta para la organización que querían armar. Lejos de las jerarquías a las que están acostumbradas en el Poder Judicial y en las organizaciones de magistrados, el 30 de noviembre crearon la Red de Mujeres Para la Justicia. La integran juezas, camaristas, fiscales, defensoras, vocales y otras profesionales judiciales de todas las provincias argentinas.

La jueza e integrante de la Corte Suprema de Santa Fe María Angélica Gastaldi es la presidenta. Ayer contó en una ronda de prensa que los cargos surgieron por cuestiones organizativas pero lo que más les interesa es trabajar desde la horizontalidad. “Estábamos acostumbradas a las jerarquías y esta es una experiencia totalmente distinta. Las asociaciones civiles también tienen un formato masculino. Las mujeres nos vinculamos de otra forma”, explicó la jueza. Cuando pensaron el nombre “red de mujeres para la justicia” la palabra “para” no fue casual. Según explicó Gastaldi, la Justicia apareció como un fin y no sólo un lugar de pertenencia. Tampoco la red es exclusiva para funcionarias judiciales y planean vincularse con colectivos relacionados con la defensa de los Derechos Humanos y de las mujeres.

En el estatuto plantearon que el fin de la red es empoderar a las mujeres para consolidar una cultura de la paz, la legalidad y el respeto de los Derechos Humanos, fortaleciendo el Estado de Derecho. En concreto, trabajarán para prevenir y terminar con prácticas discriminatorias y garantizar el acceso a la justicia. También proponen asistir a integrantes del servicio de Justicia que pasen por situaciones críticas por el desempeño de sus funciones, democratizar las relaciones personales y armar redes de apoyo entre mujeres a nivel provincial, nacional e internacional.

Gastaldi el año que viene será la presidenta de la Corte Suprema de Santa Fe. A la jueza le encanta lo que está pasando con el grupo de Whatsapp porque permite estar en contacto con funcionarias de todo el país como nunca antes. Explicó que creció de boca en boca y están pensando en armar otro porque las solicitudes para entrar siguen llegando. “Ahora lanzamos la consigna de que cada una cuente cómo se enteró de la red”, explicó. Durante la charla con los medios, hizo una pausa para leer algunos mensajes del grupo. Una jueza de Comodoro Rivadavia proponía escribir una columna en un diario local y otra funcionaria contestó que era importante que escriban con lenguaje claro y conciso. El año que viene planean hacer un encuentro cara a cara con las más de 250 integrantes. Será en marzo, el mes del Día Internacional de la Mujer y en el que se hará el tercer Paro Internacional de Mujeres.

La Red surge en pleno debate sobre la Justicia después del fallo de Lucía Pérez, en el que los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata, absolvieron a Alejandro Maciel, Matías Farías y Juan Pablo Offidani por el abuso sexual y el femicidio de la adolescente de 16 años. Hace dos años el caso fue el motor del primer paro de mujeres de la Argentina. El fallo volvió a generar movilizaciones en todo el país. Desde el movimiento feminista denunciaron que la Justicia era machista y sin perspectiva de género. “Queremos promover una cultura crítica de nuestras propias prácticas porque una no puede dejar de ser una ciudadana. La perspectiva de género no es una consigna. Significa tener la cabeza grande, leer el contexto, ver cuando hay abuso de poder y sometimiento”, dijo Gastaldi.

El espacio aparece también en un año en el que el feminismo argentino ganó fuerza de la mano del debate de la legalización y despenalización del aborto. La movilización y la discusión sobre el rol de las mujeres en la sociedad entraron a todos los espacios de trabajo, con la formación de colectivos de distintas profesiones y lugares de pertenencia.

Según la jueza, desde la red piensan en el empoderamiento no sólo de las mujeres del Poder Judicial sino también de las víctimas que buscan justicia. “La historia de la humanidad recogió y escribió la experiencia de los varones. Creemos en la capacidad de las mujeres de desactivar conflicto para la paz, porque la paz y la justicia van juntas. Y además, ¿cuál es el lugar de los varones en esta sociedad? Yo reivindico la figura del padre, no del macho. Y la mujer también es padre y madre”, opinó Gastaldi.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios