País

Lammens: “El fin de semana largo fue una buena prueba para la temporada”

El movimiento del fin de semana extra largo del 8 de diciembre "significó la antesala o la prueba piloto para el verano", aseveró el ministro de Turismo y Deportes este miércoles


El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, destacó este jueves los “altos niveles de ocupación” alcanzados durante el último fin de semana largo en “la mayoría de los grandes destinos turísticos” y también el “alto cumplimiento de los protocolos”, con lo cual hizo un balance “muy bueno” de cara a lo que será la próxima temporada de verano en el marco de la pandemia de coronavirus, porque fue “una buena prueba”.

“La gente se animó a viajar y tenía avidez de hacerlo”, subrayó el funcionario en declaraciones formuladas a Télam Radio, en las que sostuvo que se trata de “una buena noticia para una industria tan importante como es el turismo en la economía nacional”.

En este sentido, indicó que “también es una buena noticia poder decir que hubo un alto acatamiento, un alto cumplimiento de los protocolos” establecidos para prevenir la propagación del coronavirus.

De hecho, puso el acento en que, en ese aspecto, hubo “un ojo del Estado puesto ahí, en fiscalizar que efectivamente se cumpla” pero señaló que, “en líneas generales, los protocolos se han cumplido”.

A pesar que destacó que no hubo ninguna foto con grandes aglomeraciones, que “era uno de nuestros miedos”, reconoció que en alguno lugares, “sobre todo en la noche”, hubo que “extremar los controles”.

No obstante, rescató que la noticia “no ha pasado por ese lado y eso es lo importante”.

El movimiento del fin de semana “significaba la antesala o la prueba piloto para el verano”, indicó Lammens, y, en ese sentido, resaltó la coincidencia de todos los sectores (operadores turísticos, medios y las más de 700 mil personas que hicieron turismo el fin de semana) en que “fue una buena prueba”.

“El hecho de que podamos coincidir todos en que fue una buena prueba, en que (la gente) pudiera descansar, pasar tiempo en familia, que es la idea cuando uno sale de vacaciones, y no correr ningún tipo de riesgo, es una muy buena noticia para el sector turístico, sin ninguna duda, pero también para el país y para la economía nacional, porque no hay que olvidar que es una actividad que genera más de un millón de puestos de trabajo”, remarcó.

Reiteró, como en otras oportunidades, su convencimiento de que el turismo “va a ser un actor totalmente protagónico de la recuperación de la Argentina, y lo creíamos antes de esta pandemia porque pensábamos en su rol estratégico”.

“También iba a tener que ver con la generación de divisas -continuó-, con la posibilidad que tiene el turismo receptivo en términos de generar dólares para una economía que los necesita porque no los imprime y los necesita por las obligaciones que tiene y por el problema histórico de restricción externa que tiene la economía argentina, así que estábamos convencidos que iba a cumplir un rol determinante”.

Esa creencia se incrementó en la actualidad, según el funcionario nacional, “porque es una actividad que va a seguir cumpliendo ese rol, va a seguir teniendo esa posibilidad, pero que, además, también en términos de turismo interno, que es una actividad que, si bien fue de las últimas en volver, ahora que volvió, queda claro que reacciona rápidamente”.

“Además es redistributiva, es federal, así que es una actividad que tiene muchísimos beneficios y que, como decíamos antes, genera muchísimo trabajo y lo hace rápidamente, así que vamos a tener desde el Gobierno nacional una ficha muy importante puesta en lo que suceda con el turismo”, concluyó.

Comentarios