País

Cuándo esperarlo en Argentina

Laboratorio espacial chino cae a la Tierra pero tiene demora

Pesa 80 toneladas y mide 12 metros de largo. Lo pusieron en órbita en 2011 pero dejó de funcionar en 2016. Aseguran que los riesgos de que cause daños o heridos es mínimo. Y explican que será un espectáculo similar a una gran "lluvia de estrellas"


Un laboratorio espacial chino que pesa ocho toneladas y mide 12 metros de largo quedó fuera de control y calculan que en este lunes ingresará a la atmósfera de la Tierra. Es voluminoso, pero no tanto –aseguran los responsables de su seguimiento– como para que algún pedazo toque el suelo. Las autoridades del gigante asiático transforman la alarma en espectáculo: adelantan que la desintegración por el roce con la atmósfera ofrecerá una “espléndida” visión similar a la de una lluvia de metoritos.

El Ministerio de Seguridad de la Nación coincidió, en un comunicado, en que “los peligros son bajos”. Informó que, por la distribución de océanos y masas continentales, en el Hemisferio Sur es más probable que los fragmentos caigan en el mar. El riesgo para quienes viven en la Argentina es “ínfimo”, señala el organismo. Y explica que todo el territorio continental argentino, mayor que la franja del país potencialmente afectada, representa apenas el 0,35% de la superficie del planeta que puede ser impactada por los fragmentos, ya calcinados, de la estación espacial.

El montaje. Lo pusieron en órbita en 2011. Ya tiene sucesor.

 

Los cálculos parecen ser complicados y no arrojan precisiones: la agencia espacial china informó este jueves que el laboratorio Tiangong-1, puesto en órbita en 2011 y que dejó de funcionar cinco años después, caerá de su órbita y entrará en la atmósfera “en algún momento entre el sábado y el lunes”. La Agencia Espacial Europea (ESA) ofreció una ventana más estrecha: entre el mediodía del sábado y principios de la tarde del domingo en hora universal. La nación asiática puso paños fríos respecto a un posible peligro. “La gente no tiene que preocuparse”, tranquilizó la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China (CMSEO) en su cuenta en la red social WeChat. Estas naves espaciales “no se estrellan en la Tierra violentamente como en las películas de ciencia ficción, sino que se convierten en una espléndida (lluvia de meteoritos) y cruzan un cielo cubierto de estrellas en su camino a la Tierra”, señala el texto.

El laboratorio Tiangong-1 entró en órbita en septiembre de 2011 y estaba programado que hiciera una entrada controlada en la atmósfera más adelante. Pero dejó de funcionar en marzo de 2016 y desde entonces comenzaron las especulaciones y cálculos sobre su caída.

El artefacto ya tiene sucesor. China puso otro laboratorio, el Tiangong-2, en órbita en septiembre de 2016 y espera poder convertirlo en una estación espacial habitada en 2022.

 

Qué pasa si cae y cuántos cayeron ya

Los expertos explicaron que no hay que preocuparse porque el Tiangong-1 pueda causar daños cuando regrese a la Tierra. La ESA señaló que en los últimos 60 años hubo casi 6.000 entradas de grandes objetos en la atmósfera que no provocaron daños ni víctimas. En promedio, una centena anual. La china CMSEO le puso números a su mensaje tranquilizador: la probabilidad de que alguien sea golpeado por un meteorito de más de 200 gramos es de una entre 700 millones, estimó.

 

Dónde va a caer

El Ministerio de Seguridad argentino informó que, de acuerdo con la trayectoria calculada del artefacto chino, el reingreso de los fragmentos se producirá en una franja planetaria comprendida entre los paralelos 44° norte y 44° sur, abarcando una extensión de masa terrestre y acuática que, en el continente americano, va desde el límite entre Canadá y Estados Unidos hasta la Península Valdés.

Cuándo mirar

Estos son los momentos de atención para cada traza del territorio argentino el 31 de marzo:

  • Traza 1: El período de alerta es de 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 16 horas, 06 minutos y 40 segundos.

 

  • Traza 2: El período de alerta es de 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 17 horas, 39 minutos y 40 segundos.

 

  • Traza 3: El período de alerta es de 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 19 horas, 12 minutos y 30 segundos.

 

  • Traza 4: El período de alerta es de 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 20 horas, 44 minutos y 40 segundos.

 

  • Traza 5: El período de alerta es de 4 minutos y 19 segundos, a partir de las 22 horas, 16 minutos y 50 segundos.

 

  • Traza 6: El período de alerta es de 3 minutos y 39 segundos, a partir de las 23 horas, 50 minutos.

“Un espectáculo prodigioso”

 

Durante la entrada descontrolada, el frotamiento con la atmósfera arrancará los paneles solares, las antenas y otros componentes externos a una altitud de unos 100 km, según la agencia espacial china. El calor y la fricción cada vez más intensos provocarán que la estructura principal arda o estalle. Esta debería desintegrarse a una altitud de unos 80 km, precisó. La mayoría de fragmentos se disipará en el aire y una pequeña cantidad de restos caerá –muy probablemente, aseguran– en el mar, que cubre más del 70% de la superficie de la Tierra.

Jonathan McDowell, astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, considera que la del Tiangong-1 es la 50ª mayor entrada descontrolada de un objeto en la atmósfera desde 1957. “Cosas mucho mayores han caído sin causar víctimas”, explicó ante consultas periodísticas. “Esto es como un pequeño accidente de avión”, comparó, y agregó que la cola de fragmentos esparcirá pedazos del laboratorio a varios cientos de kilómetros de distancia.

A una altitud de entre 60 y 70 kilómetros, los restos comenzarán a transformarse en “una serie de bolas de fuego”. En ese momento, la gente en la Tierra “verá un espectáculo prodigioso”, anunció el astrónomo.

A medida que se acerque el momento de la entrada, China incrementará la coordinación con la oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior, dijo este viernes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lu Kang. “Quiero subrayar que damos importancia a este tema y lo trataremos de forma muy responsable conforme a las leyes y regulaciones”, agregó antes de insistir en que “la posibilidad de que grandes cantidades de restos caigan al suelo es muy pequeña”.

 

Más tarde de lo previsto

El laboratorio espacial chino que se dirige actualmente hacia la Tierra cae más lentamente de lo previsto en un primer momento y podría entrar en la atmósfera terrestre el lunes por la mañana en hora universal, informó este sábado la Agencia Espacial Europea (ESA), un evento en el que en en la Argentina admiten un “riesgo ínfimo” para el territorio nacional.

La agencia, que vigila el desplazamiento del Tiangong-1 (“Palacio Celeste 1”), había estimado anteriormente una ventana de caída comprendida entre el sábado a las 12H00 GMT y el domingo por la tarde.

La caída en la Tierra de este módulo espacial fuera de control no debería provocar daños y ofrecerá un espectáculo “espléndido” similar a una lluvia de meteoritos, afirmaron las autoridades espaciales chinas.

En un comunicado publicado el sábado, la ESA dio una nueva ventana comprendida entre el domingo por la tarde y la mañana del lunes en tiempo universal, explicando que la caída del Tiangong-1 se ralentizó debido a una meteorología espacial más tranquila.

El Ministerio de Seguridad de Argentina había advertido más temprano que había un “riesgo ínfimo” de que caigan restos de la estación y que “es probable que los fragmento caigan en el mar”, aunque todavía no se contaba con la información en torno al retraso de la previsión del episodio, que tiene grandes posibilidades de producirse en el Hemisferio Sur.

Un torrente de partículas solares debería haber incrementado la densidad en las altas capas de la atmósfera y precipitar la caída del laboratorio espacial. Pero no tuvo el efecto previsto, según la ESA.

Sin embargo, su ventana de entrada en la atmósfera sigue siendo “altamente variable”, subrayó. También persiste la incertidumbre sobre el lugar donde podrían caer los eventuales restos.

“La gente no tiene que preocuparse”, afirmó el jueves la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China (CMSEO) en su cuenta en la red social WeChat. Estas naves espaciales “no se estrellan en la Tierra violentamente como en las películas de ciencia ficción”.

Este laboratorio fue puesto en órbita en septiembre de 2011 y estaba programado para hacer una entrada controlada en la atmósfera, pero dejó de funcionar en marzo de 2016 lo que generó preocupación por su “caída”.

La probabilidad de que un humano sea golpeado por un objeto espacial de más de 200 gramos es de una entre 700 millones, según la CMSEO.

Si te gustó esta nota, compartila