Ciudad

Bullying

La vuelta a clases trajo consultas por cyber acoso en las escuelas de Rosario

En 2018 Santa Fe tuvo el tercer puesto en cantidad de casos del país. Especialistas señalan que ahora la modalidad es a través de las redes sociales e invitaron a padres y madres a involucrarse


En los primeros 20 días del inicio del año lectivo la asociación civil que trabaja para prevenir la violencia “Si nos reímos, nos reímos todos” recibió cerca de 10 consultas por cyber acoso en escuelas primarias de Santa Fe. Fueron escraches en redes sociales entre compañeros de clase. La modalidad fue la misma: algunos usuarios subieron una foto con frases o dibujos difamatorios. Para el titular de la asociación, Arístides Álvarez, es importante que las autoridades de las escuelas intervengan para evitar este tipo de abusos. También aconsejó que padres y madres hablen con los chicos y se interioricen en qué tipo de redes sociales usan. “Empiezan las clases y aparecen los problemas. Notamos que los acosos se dan a través de las redes sociales. Como escuela debemos involucrarnos. Es importante que las autoridades no los minimicen. Hay que poner estos temas en agenda y visibilizarlos”, señaló Álvarez, que además es director del Instituto Superior Zona Oeste, de Sucre al 600. En 2018 Santa Fe fue la tercera provincia del país con mayor cantidad de casos de bullying denunciados en la Justicia, en el Ministerio de Educación y en reportes de hospitales públicos.

Escraches en la web

Lo registrado por “Si nos reímos, nos reímos todos” está en sintonía con los últimos datos del operativo Aprender realizado en 2018. En ese relevamiento tres de cada diez niños y niñas en Santa Fe sufrieron acoso, maltrato o discriminación. Del total, entre siete u ocho de cada diez las vieron. Sobre cómo lo hacen Álvarez dijo a El Ciudadano: “Le sacan una foto del niño o niña en un baño o en alguna situación privada. Le agregan efectos de los filtros de las redes o frases difamatorias. Después las comparten entre sus contactos. La recomendación al alumnado es que cuenten lo que pasa en sus casas y en las escuelas. Los docentes tienen que intervenir. Aún cuando ocurra en las redes sociales y no en el aula”.

Álvarez insistió en la importancia de contar con protocolos de acción dentro de las instituciones. Para el director, una de las formas para prevenir acosos virtuales es que los adultos conozcan las redes sociales usadas, aprendan a configurar la privacidad y adviertan acerca de los riegos. “Si desconoces la red social que usan no podés ayudarlos. Tenemos que saber cómo funcionan y cómo interactúan en ellas”, explicó.

En la escuela que dirige Álvarez está permitido que alumnos y alumnas lleven el teléfono celular. Usarlo en clase depende de cada docente. “Si se lo prohibimos es peor. Los padres le piden que lo lleven por seguridad. Les decimos que coordinen con cada docente si pueden usarlo o no en las clases”, detalló el director.

Por último, Álvarez insistió en la recomendación de hablar de los problemas de abusos y escraches en las familias. “Lo fundamental es que los padres lo hablen y que no nieguen cuándo pasa una situación”, dijo.

El Momo: mito o verdad

En los últimos días resurgieron denuncias que apuntan al misterioso Juego del Momo. Se trata de un personaje que se viralizó a través de WhatsApp y propone a los usuarios desafíos con acciones riesgosas. La imagen de ojos saltones, piel pálida y una sonrisa siniestra pertenece a una escultura de una mujer-pájaro que vió la luz en 2016 en una galería de arte alternativo en Ginza, un distrito de Tokio. La ilustración era parte de una exposición sobre fantasmas y espectros. A mediados del 2018, una niña de 12 años en Escobar se suicidó y puso la alerta sobre los efectos de este juego, pero los investigadores aún no pudieron atarlo como una causa. Semanas atrás una serie de denuncias advirtieron que la imagen japonesa reapareció en videos infantiles. “El juego existe y es viral ya que se instala en el celular cuando entrás a un link. Hay que tener cuidado hasta dónde son ciertos los audios y las denuncias que circulan, pero no hay que menospreciarlas. Es importante la confianza con los hijos y que ellos hablen del tema con los padres”, opinó Álvarez.

Conocer para prevenir

El viernes 5 de abril la asociación civil dirigida por Álvarez organizará la primera jornada de prevención de conflictos. Un grupo de especialistas hablarán sobre bullying, el acoso laboral, el cyberacoso y la inteligencia emocional para la convivencia. Las charlas serán en Centro Sadosky (27 de Febrero 1718) y están destinadas a quienes trabajen con niños, niñas y adolescentes.

Dónde denunciar

El 0800 Convivencia Escolar (0800-222-1197) es la línea gratuita del Ministerio de Educación de Nación para atender situaciones conflictivas en las escuelas o de vulneración de derechos de los niños. También pueden dirigirse al Ministerio Público de la Acusación (MPA), al Instituto de la Mujer o a la Dirección Provincial de la Niñez.

Comentarios