Conciertos, Espectáculos

encuentro nacional de músicos

La voz de Jairo y un puñado de guitarras certeras

La democratización del escenario es otra característica del Encuentro que no programa a las “grandes figuras” al cierre sino que intercala propuestas. Fue así que Jairo tocó segundo tras la presentación del referido ensamble con casi veinte músicos en escena.  


Una constante en el Encuentro Nacional de Músicos son los grupos de jóvenes relajados, cargados con instrumentos y predispuestos a disfrutar de las veladas nocturnas, seguramente, después de un día de talleres “¿Preparo el mate?”, preguntó una joven. “Dale, falta un rato para que empiece”, le contestaron. Y lo armó. Promediaban las 20.30 del miércoles y la gente ya empezaba a llegar a las inmediaciones del Parque de España, cuyo teatro casi colmó su capacidad a lo largo de la noche. La figura fue Jairo, pero también pudo disfrutarse del trabajo que hizo Marcelo Stenta en el taller de guitarra, de la hermosa voz de Marita Alondra y de la presentación del nuevo proyecto de Carlos “El Negro” Aguirre.

La democratización del escenario es otra característica del Encuentro que no programa a las “grandes figuras” al cierre sino que intercala propuestas. Fue así que Jairo tocó segundo tras la presentación del referido ensamble con casi veinte músicos en escena.

Presentaciones mediante, subió a escena el músico de Cruz del Eje que dio inicio a su concierto con el hermoso clásico “Duerme, negrito”. “De todas las ciudades en las que viví tengo recuerdos bonitos”, dijo Jairo. Y bromeó: “Afino mientras hablo, eso es cancha”.

“Cuando pienso en París y cierro los ojos, sólo pienso en una mujer de la que estaba enamorado”, confesó, y dio paso a la interpretación, a guitarra y cajón peruano, de “Los Enamorados”.

La noche del miércoles contó con un público participativo, que aprovechó los silencios. “Jamás dejaremos de admirarte”, gritó una señora desde el fondo del teatro cuando Jairo terminó de cantar. “Los poetas no se rinden jamás”, y todos rieron. También, más tarde, un hombre de las primeras filas aprovechó otro intervalo para pedir por “la aparición con vida de Santiago Maldonado” y el aplauso de apoyo no tardó en escucharse.

La presentación de Jairo, que incluyó una versión de “Gracias a la vida”, concluyó con el público de pie. Acto seguido, algunos decidieron retirarse, perdiéndose los dos hermosos conciertos que faltaban. Marita Londra interpretó algunos temas propios, pertenecientes a su disco La enamorada de más y otros de Jorge Marziali, con quien supo compartir escenario.

Y el final vino con un estreno. El “Negro” Aguirre presentó su quinteto de guitarras integrado por Lucas Medina, Mauricio Laferrara, Sebastián Narváez y Andrés Pardo. “Un nuevo grupo, sin nombre. Se aceptan sugerencias a la salida”, lanzó Aguirre en medio de las interpretaciones de “Zamba azul” y la chacarera “Beatriz Durante”. Con una participación fugaz pero certera de Yamile Baidón, que puso a Aguirre en el piano, el quinteto dio por culminada, aplausos y bises mediante, la tercera noche del Encuentro.

Si te gustó esta nota, compartila