El Hincha

Rugby

La vida institucional en Logaritmo se va resolviendo: juntos y adelante

Bajo la leyenda que hizo furor en las redes busca erigirse como el club más importante de zona norte de Rosario


Martín Lucero y Gerardo López, presidente y tesorero de Logaritmo / Fotos Juan José García

La vida institucional en Logaritmo va buscando el equilibrio. Tras recibir en segunda instancia desde la justicia un nuevo fallo favorable, el problema del club de Ibarlucea se va resolviendo. Desde esa normalidad, el Matemático busca mejorar no solo cómo institución, sino también ver al rugby y al hockey sobre césped evolucionar día a día.

Para poder aclarar lo sucedido tras recibir por segunda vez un fallo favorable, Gerardo López, tesorero de Logaritmo expresó: “Una logro institucional del 2018 es que pudimos separar las administraciones del club y del barrio, la tesorería y la administración. Ese proceso sobre las causas judiciales se originó por una demanda que el club le inició a un grupo de personas por el cobro de expensas y de la cuota societaria. Ese proceso se inició en 2012, la justicia todos sabemos que no es rápida y hubo apelaciones. En 2018 logramos la sentencia favorable que publicamos en las redes sociales del club. Ahora estamos en el proceso de la separación definitiva. No fue fácil, tuvimos que esperar hasta el cierre del balance del club que fue el 30 de agosto y recién en septiembre comenzó la administración del barrio separada de la tesorería del club”.

Rápido de reflejos, Martín Lucero, presidente de Logaritmo, quien escuchaba a su compañero, enseguida añadió: “El fideicomiso ratifica la voluntad de la mayoría de los vecinos de Logaritmo de vivir en Logaritmo. El tema de los famosos vecinos disidentes ya es una anécdota y esa historia de que la gente estaba presa en un barrio no existe más. A fines de noviembre hubo una reunión grande en la comuna de Ibarlucea, dónde 136 familias ratificaron que quieren vivir en un barrio cerrado. Acá el estado tiene que tomar una decisión final, ya que esta situación no da para más”.

Cerrando el tema, López dijo: “Seguimos conviviendo, porque hay muchas cosas en común. Hay muy buena relación con la mayoría de los vecinos, son gente de club, que viven ahí y muchos con historia dentro de la institución. En primera y segunda instancia la justicia falló a favor de Logaritmo. Hay una ordenanza provisoria pero queremos una definición y la tiene que tomar el estado, que no puede mirar para otro lado”.

Pasando de página, y yendo a la parte deportiva, precisamente en lo rugbístico, Lucero dijo: “Estamos muy enfocados desde lo rugbístico. Prácticamente no se cortó el trabajo desde el año pasado, hubo cambios en todo el staff desde primera división hasta juveniles. Todas personas que estaban trabajando se reubicaron para seguir aportando al proyecto desde otro lugar. Hoy Loga tiene diseminados entrenadores en todas las divisiones y que la mayoría ha trabajado o tiene contacto con la primera, y saben que se necesita en el plantel superior. Y la expectativa es buena, más allá de los resultados, siempre hay que seguir trabajando”.

Económicamente el país no atraviesa el mejor momento y a los clubes les cuesta mucho poder llevar a cabo obras. “El estado provincial nos dio una gran ayuda con el plan Abre, y hemos hecho algunas obras con fondos propios, que fueron sacrificio de los socios de Logaritmo. En breve inauguramos las luces Led en la cancha 2, y esa iluminación más antigua pasa a la cancha 3, nos va a mejorar el armado de entrenamiento de juveniles e infantiles. Es una obra muy cara y en la realidad económica del país no es fácil. Además mejoramos los vestuarios, gracias a un aporte de un socio, tenemos caldera nueva, porque en junio recibimos a Irlanda, que va a entrenar en el club durante el Mundial Juvenil”, expresó López.

“En lo institucional seguimos trabajando con el proyecto que venimos plasmando. Hoy la situación del país es complicada, no escapamos a la media de todos los clubes. Estamos ordenados y no nos hemos de seguir apostando a las cosas que teníamos previstas. Una de esas metas era la gira de juveniles a Italia, a pesar de que cuando arrancamos había otra realidad con el dólar, en quince días los chicos se van a estar subiendo al avión, para un club como nosotros es doblemente satisfactorio”, dijo Lucero.

Para muchos puede ser algo pasajero, pero desde que en Logaritmo impusieron el hashtag con la leyenda ‘Juntos y adelante’, Logaritmo imprimió en muchos el sentido de pertenencia y desde ese momento se han cosechado cosas positivas. “Desde la institucional, lo que más valoramos en lo persona es que logramos plasmar el ‘Juntos y adelante’. En realidad el hashtag (NdR: una etiqueta (del inglés hashtag) es una cadena de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por un símbolo numeral: #), era la forma de sintetizar lo que queríamos hacer. Porque veníamos de un momento de haber confrontado ideas distintas dentro del club. Nos preguntamos cómo salíamos de eso, y era juntándonos y yendo para adelante, porque por encima de Loga no hay nada. Entonces eso se trasladó a varios lugares. Hoy en el rugby, se hicieron varios cambios que surgió del mismo rugby, y no quedó nadie afuera. Hoy en Loga todos tienen lugar, el que quiera  venir a ayudar lo puede hacer. No importa si hace tiempo que no viene al club, porque acá lo más importante es Logaritmo, y esto es en el rugby, en el hockey y en el barrio”, dijo Lucero.

Dejando atrás las divisiones, para Lucero todo es importante en Logaritmo. “Las autoridades de Logaritmo, no son solo del rugby son del club. Por eso desde hace un tiempo estamos acompañando al hockey, aprendiendo del deporte, integrando todas las actividades que hay en el club. Que haya una sola idea de club y una sola comunidad, todavía no estamos en el ideal pero con el ‘Juntos y adelante’ hemos recuperado mucha gente y cosechado muchas satisfacciones”, aseveró.

Poder contar con Roy Lura en el plantel de Pumas Seven, de Luciano Santángelo peleando un lugar en Los Pumitas que estarán en el Mundial Juvenil en Rosario y Juan Zapata entrenando en el Argentina M18, el Matemático tiene alegrías que son vividas por todo el club. “Es una reivindicación al trabajo de ellos, al esfuerzo y sacrificio que han realizado. Y también por el trabajo de un montón gente que los ha acompañado en estos años, de alguna manera es una reivindicación para los clubes que hoy no están en la primera línea del rugby. Hasta hace unos años, se decía que si no estabas en los clubes importantes y mayor transcendencia no ibas a llegar nunca a un seleccionado nacional. Una de las expectativas por las cuales los pibes se iban a esos clubes para ver si llegaban a un seleccionado nacional, hoy los chicos llegan desde Loga, y también lo pueden hacer desde Caranchos, Provincial o desde Municipal de Marcos Juárez o Jockey de Venado Tuerto. Puede llegar porque el sistema es más abierto, estoy seguro que Juan Manuel Pitinari que hoy juega en Old Resian y que está convocado en Argentina XV, hubiera llegado desde Logaritmo”, dijo Lucero.

En referencia a lo que sienten en Logaritmo por este presente de estos jugadores el presidente matemático expresó: “Para nosotros en Loga es un orgullo. El día que Roy estaba jugando en Chile estábamos todos en el buffet del club viendo el torneo y estamos con la expectativa de Lucho, que no le queremos tirar la mochila de la presión. Para Logaritmo o para los clubes como nosotros, el hecho de tener un jugador en un seleccionado, se vive de otra manera. Es un fiesta del club, de la familia, una alegría, para otros será algo más, para nosotros es embanderar el ‘Juntos y adelante’”.

También el hockey es motivo de orgullo en Loga. “Nos pasó con Paulina Onocko, citada al seleccionado Sub 16 de la Asociación de Hockey del Litoral, nos llamó el presidente Boretti para felicitarnos, sabiendo el esfuerzo de Paulina. Porque para nosotros que ella haya estaba en ese seleccionado fue una alegría inmensa. Ahí se resume toda nuestra alegría familiar del ‘Juntos y adelante’”, dijo el presidente.

Un tema imposible de obviar es el ascenso a la máxima categoría del rugby del Litoral. “Sabemos que tenemos que seguir trabajando y ubicarnos en el lugar que tenemos. Nuestra meta es el ascenso, pero para lograrlo lo tenemos que construir todos los días, hay una gran experiencia del año pasado de no ponernos rótulos, ni ambiciones, nosotros sabemos que nuestro camino es el trabajo y la humildad. Tenemos que ser muy humildes en cada acto”, dijo Lucero.

Otro motivo de orgullo para Logaritmo es la instauración del Torneo de Clubes Campeones de Rosario, que ya es una fija para levanta el telón a la temporada. El sábado 23 habrá competencia de rugby de hockey (segundo año). Una jornada que siempre es una fiesta deportiva.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios