Ciudad

Panorama negro

La venta de autos cayó en su peor bache desde 2001

El mercado automotor sufrió una fuerte caída de ventas durante junio y julio. Es correlato de la devaluación, el aumento de tasas y el enfriamiento económico. Concesionarios confían en revertir en parte esa retracción gracias a la estrategia de promociones lanzada por las terminales


Arte El Ciudadano

Después de más de una década de esplendor, el mercado automotor acusó recibo en junio y julio últimos de los cimbronazos económicos argentinos con fuertes caídas en las ventas que no se habían vivido desde la crisis de 2001. Las concesionarias confían en que el negro panorama comience a revertirse en parte gracias a las promociones que lanzaron las automotrices y la relativa estabilidad del dólar.

La alta inestabilidad del mercado cambiario durante el primer semestre de 2018 repercutió de inmediato en el mercado automotriz.  “La devaluación del 50 por ciento que se produjo entre los meses de abril y mayo no modificó el valor en dólares de los autos importados, pero se necesitaron más pesos para adquirirlos. Los vehículos nacionales, en cambio, subieron sus precios un 36 por ciento de enero a julio y al comenzar agosto aumentaron otro siete por ciento”. Es el cuadro que trazó a El Ciudadano Jorge Pesado Castro, uno de los referentes del sector en Rosario.

La suba de los precios impactó de lleno en las transacciones. El empresario rosarino lo puso en números: “Durante junio la caída fue del 19 por ciento, y en julio la baja rondará –todavía no estaban cerrados los datos– entre el 20 y 22 por ciento contra igual mes del año pasado”.

Los dos meses fueron los más críticos desde las crisis de 2001. Las automotrices reaccionaron y dispusieron fuertes descuentos en las unidades para afrontar la segunda mitad del año y no agrandar el stock. La estrategia comenzó a mover de nuevo el mercado en los últimos días de julio. Las consultas de potenciales compradores crecieron, se entusiasmaron desde el sector, aunque aclararon que todavía el punto de inflexión no se vio reflejado en las transacciones efectivas.

Dólares, pesos y marcha atrás

“El bajón fue muy significativo, pero si uno toma el precio dólar de los vehículos nacionales, está mucho más bajo que hace un tiempo”, destacó el empresario rosarino. Su proyección de venta de unidades en todo 2018 es de alrededor de 850 mil, siempre y cuando las rebajas den el resultado esperado y permitan revertir en parte la retracción. El año pasado, se comercializaron 980 mil rodados. La previsión, entonces, es de un retroceso del 15 por ciento.

¿Ladrillo o ruedas?

Al ser consultado sobre si comprar es una forma de ahorrar, Pesado Castro recordó que la brecha entre un automóvil y un techo es hoy muy grande. “La compra de un vehículo puede ser un refugio, porque si se toma en cuenta todos los descuentos, el dólar para los autos está alrededor de 25 pesos”.

Por menos de $300 mil, imposible

A principio de 2018 había alrededor de 12 modelos –los más chicos y de arranque de gama– que se vendían por debajo de los 300 mil pesos. Hoy, ya no queda ninguno. La abrupta devaluación y los fuertes incrementos en el precio hicieron que, ya desde comienzos de agosto, haya que pensar en un piso de 11 mil dólares para subirse a las cuatro ruedas cero kilómetro.

Usados también a la banquina, pero menos

La venta de autos usados bajó 4,1 por ciento en junio último con relación a igual mes de 2017, con 136.787 unidades.  La caída es mayor en la comparación contra mayo, del 15,4 por ciento, según las cifras de la Cámara del Comercio Automotor (CCA). Si se contrastan semestres, la tendencia es contraria: la comercialización se expandió un 7,7 por ciento interanual, al sumar 874.325 unidades.

El presidente de la CCA, Alberto Príncipe, reconoció que la “crisis se está profundizando” en el mercado del usado. Apuntó que las malas noticias “comenzaron en junio con una caída del 4,1 por ciento, mucho menor a lo esperado viendo otros sectores de la industria automotriz”.

Pozos adelante

Ningún sector está blindado, ni lo peor ya pasó: “La situación económica y financiera del país nos crea más incertidumbre para el futuro inmediato”, advirtió el empresario en un comunicado.

Príncipe vaticinó que el segundo semestre de 2018 “va a ser muy difícil a medida que pasen los meses. Ante este cuadro, la profesionalidad del sector será fundamental para sostener los empleos”. Agregó que “se le suma la falta histórica de planes de financiación, hoy inexistentes por las (muy altas) tasas de interés”.

 

El top ten de los usados

1   Volkswagen Gol y Gol Trend: 8.969

2   Chevrolet Corsa y Classic: 5.907

3   Renault Clío: 4.151

4   Toyota Hilux: 3.514

5   Ford Fiesta: 3.354

6   Fiat Palio: 3.341

7   Ford Ecosport: 3.224

8   Ford Focus: 2.768

9   Ford Ranger: 2.746

10 Ford Ka: 2.593

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios