Política

"Falsas expectativas"

La urbanización de villas desató cruce entre el PS y el PRO

La Cámara de Diputados otorgó el miércoles por la noche media sanción a un proyecto de ley que busca expropiar terrenos y avanzar en la urbanización de unos 4.000 asentamientos irregulares en el país.


La Cámara de Diputados otorgó el miércoles por la noche media sanción a un proyecto de ley que busca expropiar terrenos y avanzar en la urbanización de unos 4.000 asentamientos irregulares en el país. Sin embargo, el secretario provincial de Hábitat, Diego Leone, pidió no generar “falsas expectativas” ya que la iniciativa sólo prevé habilitar la expropiación de terrenos pero nada dice de cómo y con qué recursos se llevarán adelante los trabajos, en un contexto donde el presidente Mauricio Macri no hace más que recortar la obra pública. Desde el PRO local, le pidieron al socialismo que “no le tire mala onda a la gente”.

“Es una ley que es necesaria y está bien porque es un paso inicial para eliminar los asentamientos. Pero tiene una gran deficiencia que no está previendo cómo urbanizar lo que se tiene que expropiar. Lo que estamos viendo es que la ley no prevé cómo se van a hacer estas obras, cuál es el plan de trabajo. Una pregunta clara es con qué recursos se van a hacer, cuáles son los tiempos. La realidad es que hoy, por el contrario, el Estado nacional está recortando las obras claramente”, cuestionó Leone en declaraciones a El Ciudadano.

La norma de regularización dominial aprobada en la Cámara baja por 194 votos afirmativos  declara de “utilidad pública” y sujetas a expropiación las tierras donde se localizan 4.416 asentamientos urbanos precarios, con el objetivo de entregarles a sus habitantes certificados de vivienda familiar. Los barrios alcanzados por la normativa fueron relevados por un registro nacional durante el kirchnerismo.

El sujeto expropiante será la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación deberá celebrar acuerdos con las provincias y los municipios, con el objeto de transferir los bienes inmuebles.

“Es una ley marco que dice que se va a poder expropiar los terrenos y hay toda una regulación. Eso no está mal, nosotros lo que decimos es que para cambiar la lógica de los asentamientos este es un paso preliminar, muy chiquito. Lo que está faltando es cómo se va a trabajar en la urbanización, en abrir las calles, en dotar de servicios, hay que hacer viviendas nuevas. Esa es la parte que nosotros encontramos que la ley no prevé, que es lo que efectivamente da un cambio, lo otro le va dar un certificado a una familia que dice que está viviendo en un lugar. Ese es el salto de calidad que nosotros discutimos”, expresó el secretario de Hábitat santafesino.

Leone indicó que por el contrario, la Nación no se caracterizó hasta el momento por atender este tema, por lo que la provincia de Santa Fe los lleva adelante con recursos propios: “Estamos trabajando en Sorrento y Cullen, donde ya realizamos todos los pasos que plantea esta ley. Por la decisión política que tomó el gobernador Miguel Lifchitz fuimos a la Legislatura, expropiamos el terreno y hoy estamos trabajando en la urbanización, construyendo viviendas para poder abrir las calles y dotarla de servicios. Estamos trabajando en el Cordón Ayacucho, en Polledo, en La Palmera”.

Además, indicó que en asentamientos donde la provincia ya está interviniendo, figuran en el relevamiento nacional, por lo que hay por parte de la Nación “un desconocimiento territorial de lo que está sucediendo en cada lugar”.

“Este es un gobierno que no puso la mirada en esto. Por ejemplo en la urbanización de la Ciudad Universitaria, tuvimos en el presupuesto nacional del año pasado 100 millones de pesos y no logramos que el Estado nacional los dirija a la provincia para poder ejecutar el proyecto. De hecho lo estamos encarando con fondos del gobierno de la provincia, mil millones de pesos y fue decisión del gobernador hacerlo de esa manera”, detalló Leone.

Por último, expresó: “Creemos que es necesario que el gobierno nacional explique con qué recursos, con qué plan de trabajo se van a poder hacer estas obras. La ley es para poder expropiar el terreno, va a quedar el asentamiento donde está y en vez de que esté a nombre de un privado al que le están ocupando el terreno, va a quedar a nombre del Estado. Y eso es lo que prevé la ley. Ese es el paso inicial para poder iniciar las obras. Pero creemos que es insuficiente lo que marca la ley, debiera marcar un plan nacional de mejoras del hábitat. Suponemos que en algún momento lo van a tener que hacer, esperemos, pero la realidad es que hasta ahora las muestras han sido que no se ha trabajado en este tema”.

“Ponerle pila y buena onda”

Quien recogió el guante y salió en defensa del gobierno nacional fue el concejal local de Cambiemos Carlos Cardozo: “En lugar de bajar expectativa, lo que tendría que hacer Leone es ponerle pila y buena onda para que esto salga adelante. ¿Hay que ir a buscar la plata afuera? Vamos, pero no le tiremos mala onda a la gente”.

“Quizás un funcionario que anoche durmió calentito en su casa no lo entienda, pero a la familia que hoy está escuchando esto en barrio Las Flores, Ludueña, Empalme Graneros, le resultó un primer paso a sus derechos”, chicaneó Cardozo en declaraciones a LT8.

Luego, a través de un comunicado de prensa, destacó que el registro se realizó durante la gestión anterior y que Cambiemos retomó el tema y envió el proyecto al Congreso.

Cardozo agregó que el proceso “seguirá con la escrituración de los terrenos tanto en tierras fiscales como privadas y finalizará con la urbanización de los barrios, en un proceso que puede llegar a ser largo pero sin dudas debe ser tomado como política de Estado”.

“Esperemos que el socialismo reflexione y se ponga a trabajar en línea con el resto del Estado y las fuerzas políticas”, finalizó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios