Gremiales

Metal pesado

La UOM llevó a la calle el reclamo de aumento salarial

El gremio metalúrgico había levantado la convocatoria a un paro ante la citación en el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. Pero allí la mayor cámara del sector desestimó sin contraoferta el reclamo –5% en octubre, otro 5% en noviembre 5% en diciembre, acumulativos– y volvió la pelea


Tras el fracaso del intento de acordar un reajuste salarial en la reapertura de paritarias la Unión Obrera Metalúrgica se movilizó este jueves en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y en distintas partes del país. El gremio había llamado a un paro nacional, pero bajó la medida de fuerza ante la convocatoria para este miércoles del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, donde secretarios generales se reunieron con representantes de las cámaras que agrupan a buena parte del ramal metalmecánica y reclamaron un aumento salarial del 5% para octubre, 5% más en noviembre y otro 5% diciembre, de forma acumulativa. Tres grupos empresariales presentaron una oferta más baja, pero desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) descartaron toda posibilidad de suba: esa respuesta disparó las protestas, en Buenos Aires a la sede de Adimra y en Rosario a la de AIM, la Asociación local.

Adimra agrupa a 60 cámaras, sectoriales y regionales que involucran a más de 20 mil empresas en todo el país. Es la mayor de las representaciones que firman la paritaria: las otras son la Federación de Cámaras Industriales de Artefactos para el Hogar (Fedehogar), la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (Camima), la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales Electrónicas (Afarte), la Cámara Argentina de la Industria de Aluminio y Metales (Caiama) y la Asociación Argentina de Fábricas de Componentes (Afac).

Por la negativa, la UOM resolvió en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y en varias seccionales del país medidas de fuerza y movilizaciones a partir del mediodía. “Parece que fue solamente una jugada para evitar el paro, nunca tuvieron intenciones de sentarse a dialogar”, se enojó el secretario Administrativo de la UOM Casilda, Mario Duks.

En Capital el gremio se concentró en la plaza del Congreso y se movilizó la sede de la cámara empresaria y al Ministerio de Producción. En Rosario se concentraron en la sede del gremio, en Buenos Aires al 1300, para marchar por Rioja hacia España al 700, donde está la sede de AIM.

“Cerramos muy mal el año, hay despidos y suspensiones. Perdimos mil puestos de trabajo”, lamentó el titular de la UOM Rosario, Antonio Donello, y sumó a la amarga cuenta a otros 3 mil trabajadores que padecen atrasos salariales y a 2 mil suspendidos, sólo en la región.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios