Ciudad

Orgullo rosarino

La UNR, entre las mejores universidades del mundo

Es una de las 6 en el país que fueron reconocidas en un ranking internacional online por su calidad académica. La casa de altos estudios comparte el listado con las de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, del Litoral y Bahía Blanca.


La Universidad Nacional de Rosario (UNR) fue reconocida junto a otras seis universidades argentinas en la última edición de Best Global Univbersity. El ranking mundial general está encabezado por la Universidad de Harvard e incluye sólo a 59 altas casas de estudio latinoamericanas, lideradas por la Universidad de San Pablo (Brasil), seguida por la Pontificia Universidad Católica de Chile. De acuerdo a este ranking, la Universidad de Buenos Aires (UBA) se ubica entre las diez primeras de Latinoamérica, en el puesto número 4. La sigue La Plata, en el puesto 17 de las mejores de la región. A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, en Argentina, ninguna de las universidades que integran este ranking es privada.

Para realizar la evaluación, el estudio tomó como referencia las publicaciones, citas, libros, conferencias, número de menciones que aparecen entre el 10 por ciento más citado o colaboraciones internacionales. Además, también se midió la reputación global y regional en investigación. “Las universidades públicas son muy potentes en Argentina en cuanto a investigaciones científicas y este ranking mide esos indicadores”, dijo al ser consultado por Télam, Patricio Lorente, prosecretario general de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Para el académico, el reconocimiento de siete universidades públicas se debe a que “producen la mayor parte de investigaciones científicas del país”, y por eso trepan en este tipo de ranking. “Se produce mucho en innovación en ciencia y tecnología junto con unidades de investigación y desarrollo, muchas compartidas con el Conicet y otros organismos”, agregó. A las universidades de Buenos Aires, Córdoba y La Plata, ingresaron este año al ranking la Universidad Nacional de Rosario, la Universidad Nacional de Mar del Plata, la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca.

Dentro de las instituciones de América Latina, el ranking lo encabeza la Universidad de San Pablo, seguida por la Pontificia Universidad Católica de Chile, y la Universidad Federal de Río de Janeiro. El cuarto lugar lo ocupa la UBA, mientras que la UNLP aparece en el puesto 17. En cuanto a Argentina, ambas se ubican primera y segunda, respectivamente. “En general, en la mayoría de los rankings, la Universidad Nacional de La Plata siempre se ubica segunda después de la Universidad de Buenos Aires (UBA), pero en este caso es muy interesante porque es un ranking que mide un conjunto de indicadores enfocados en la producción científica y prestigio académico”, señaló Lorente.

En el ranking mundial general, que busca identificar las 1.250 mejores universidades en el mundo, la UBA quedó en el puesto 341, la UNLP en el 597, la Universidad Nacional de Córdoba en el puesto 829, la UNR en el 1.034, la Universidad Nacional de Mar del Plata, en el puesto 1.114, la Universidad Nacional del Litoral en el número 1.149 y la Universidad Nacional del Sur en el 1.204.

Además de la clasificación general, la estadística ofrece 22 clasificaciones adicionales por áreas. Así quedaron posicionadas las mejores instituciones argentinas en algunas de estas clasificaciones: En Ciencias Agrarias: UBA puesto 101 y UNLP, 167. En Biología y Bioquímica, la UBA puesto 245, en Química, la UBA puesto 416 y UNLP el 520. En cuanto Medicina clínica, la UBA tiene el puesto 306, mientras que en Inmunología y física quedó en los puestos 169.

“Los rankings son una mirada externa en cuanto a funcionamiento de la universidad, nosotros hacemos un análisis más finito, tratamos de ver cómo estamos en cada uno de los indicadores que afuera miden y vemos en que podemos mejorar y en cual estamos bien”, dijo Lorente.

La consultora Clarivate Analytics InCites proporcionó los datos y las métricas del ranking, mientras que la información bibliométrica se basó en Web of Science, servicio en línea de información científica.

Si te gustó esta nota, compartila