El Hincha, Fútbol

Tecnología

La UEFA utilizará el fuera de juego semiautomático en la Supercopa y Champions League

El nuevo método tecnológico tendrá su debut el 10 de agosto en la Supercopa entre Real Madrid y Eintracht Frankfurt, encuentro que se jugará en el estadio Olímpico de Helsinski. El sistema funcionará gracias a cámaras especializadas capaces de seguir 29 puntos corporales diferentes por jugador


La UEFA anunció que el fuera de juego semiautomático será utilizado el 10 de agosto en la Supercopa de Europa y en la fase de grupos de la Champions League, en lo que significará una prueba en la ante sala del Mundial de Qatar 2022, en el que se busca implementar esta tecnología.

El partido entre Real Madrid y Eintracht Frankfurt, campeones de Europa, marcará el debut de esta herramienta tecnológica destinada a acelerar y fiabilizar las decisiones arbitrales, que será el puntapié para utilizarlo en la Copa del Mundo que tendrá lugar en el país asiático desde el 21 de noviembre.

Este método permite establecer en todo momento la posición de los jugadores y del balón, facilitando la detención de las jugadas en fuera de juego, sin reemplazar la apreciación de los árbitros.

“Este sistema innovador permitirá a los equipos del VAR determinar las situaciones de fuera de juego rápidamente y con más precisión, mejorando así el desarrollo del juego y la coherencia de las decisiones”, explicó Roberto Rosetti, el jefe de los árbitros en la UEFA.

“El nuevo sistema funcionará gracias a cámaras especializadas capaces de seguir 29 puntos corporales diferentes por jugador”, agregó mediante un comunicado que fue acompañado de 188 pruebas habían sido realizadas desde 2020.

En el mismo sentido, Rosetti confirmó: “El sistema está listo para ser utilizado en los partidos oficiales y para ser puesto en funcionamiento en cada sede de la Champions League”.

Este nuevo sistema de detección de fuera de juego tendrá tres factores técnicos: El primero es un sensor de Unidad de Medición Inercial, el que se encuentra dentro del Al Rihla -pelota oficial de la competición mundialista-, y el cual envía datos 500 veces por segundo a la sala de VAR y detalla exactamente cuándo un jugador toca el balón.

El segundo es un sistema de 12 cámaras instalado bajo el techo de cada estadio. Se han desarrollado para realizar un seguimiento del balón y de los jugadores, detectando 29 puntos específicos del cuerpo que cuentan para el fuera de juego.

El tercer factor es que los datos de la cámara y la pelota son procesados por la Inteligencia Artificial (IA), que enviará una alerta al VAR cuando se detecte una posición avanzada.

Comentarios