Edición Impresa, Mundo, Últimas

La UE desmintió un contagio de Grecia

Van Rompuy aseguró que la situación de España no es igual a la de los helenos.

La Unión Europea (UE) salió ayer a desmentir el contagio de la crisis griega en otros países, en especial España. En tanto, los socialistas en el gobierno español y los conservadores de la oposición se pusieron de acuerdo ayer para reformar la ley sobre las cajas de ahorro regionales, cuya delicada reestructuración inquieta a los mercados, anunció el líder opositor, Mariano Rajoy.

Los principales líderes europeos salieron al paso de las nuevas turbulencias que se vuelcan sobre la eurozona por el riesgo de contagio de la crisis griega. El presidente permanente del Consejo de la UE, Herman van Rompuy, aseguró que la situación económica de España no tiene “objetivamente nada que ver” con la de Grecia y rechazó así los “rumores infundados” que ayer agitaron las Bolsas de Madrid y Atenas. En una comparecencia de prensa en Bruselas, Van Rompuy puso freno a los “movimientos totalmente irracionales” de los mercados financieros europeos e hizo especial referencia a las Bolsas de España y Portugal.

“Quiero decir claramente que la situación de estos dos países no tiene objetivamente nada que ver con la situación de Grecia”, afirmó, porque la vivida por Atenas es “única” por combinar “una insuficiente credibilidad de sus estadísticas, un serio problema de competitividad y un nivel muy alto de la deuda pública”.

También el jefe del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durão Barroso, criticó duramente la especulación financiera y advirtió que la UE se moverá rápidamente y con contundencia para reforzar la regulación de los mercados si actúan de forma irresponsable.

Mientras, en España el oficialismo y la oposición acordaron en medidas económicas para mantener la tranquilidad de los inversores.

“En los próximos tres meses (socialistas y conservadores) plantearemos una reforma de la legislación de las cajas de ahorro (…) para alcanzar un marco jurídico estable que garantice independencia de sus órganos de gobierno y la transparencia de su gestión”, dijo Rajoy en una conferencia de prensa.

El líder opositor se reunió ayer con el presidente del gobierno socialista, José Luis Rodriguez Zapatero, para discutir temas económicos, en un momento en que España se ve sometida a fuertes presiones de los mercados debido a los temores sobre sus finanzas públicas.

Las cajas de ahorro españolas, parcialmente controladas por los ejecutivos de poderosas regiones autónomas españolas, se encuentran bajo reestructuración.

Actualmente están con dificultades por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, ante la cual están muy expuestas, contrariamente a los grandes bancos, más internacionalizados, que resisten la crisis financiera internacional por haber recibido ayuda.

Comentarios