Política

Ecos de la convención partidaria

La UCR provincial, entre la libertad de acción y la intervención nacional

La Convención Provincial de la UCR decidió que el partido no competirá con sello propio en las elecciones locales y que sus afiliados podrán participar dentro de las listas del Frente Progresista o de Cambiemos. La conducción nacional analiza intervenir el partido.


El titular del partido a nivel provincial, Julián Galdeano.

La Convención Provincial de la UCR resolvió darles libertad de acción a sus afiliados para que participen de los armados electorales del Frente Progresista y de Cambiemos, según el posicionamiento de cada uno. El partido no competirá formalmente con su propio sello en la provincia, pero sus miembros se integrarán a uno u otro frente.

Bajo monitoreo de la conducción nacional de la UCR, que analiza por estas horas la posibilidad de intervenir el partido a nivel provincial debido a que sus autoridades tienen el mandato vencido, se reunió el lunes a la noche la Convención Provincial de la UCR en la sede partidaria de Santa Fe, presidida por el senador Rodrigo Borla, del sector NEO, y por el titular del partido a nivel provincial, Julián Galdeano.

El Grupo Universidad, que orienta el intendente de Santa Fe y precandidato a gobernador de Cambiemos José Corral, impugnó la convención con el argumento de que los mandatos ya están vencidos, “por lo que la convocatoria al encuentro en sí resulta ilegítima”, según indicaron desde el entorno de Corral, que no envió a sus convencionales a la reunión.

Desde el sector frentista de la UCR señalaron que la posible intervención que agita la conducción nacional es una reprimenda porque en Santa Fe el partido no se integró formalmente a Cambiemos. “Aceptamos que tenemos la libertad de adherir a las coaliciones que nos identifican y la mayoría de los radicales provinciales, claramente, ratificamos nuestra pertenencia al Frente Progresista”, sostuvo el ex vicegobernador Jorge Henn, del sector radical aliado al socialismo.

La postura del Grupo Universidad es que la UCR constituye un partido de carácter nacional que actualmente integra la coalición nacional Cambiemos, como quedó establecido en la Convención Nacional de Gualeguaychú, en 2015, y ratificado luego en la Convención Nacional que se realizó en La Plata en 2017.

A pesar de la impugnación del Grupo Universidad, el 90% de los convencionales participó de la reunión en la que se definió la estrategia de la libertad de acción. En ese punto coincidieron los radicales del sector MAR, que propician la alianza con Cambiemos, y los del grupo NEO que sostienen su pertenencia al Frente Progresista.

El documento que aprobó la convención prorroga los mandatos hasta que haya finalizado el proceso electoral de la provincia y dispone que la UCR no se inscriba formalmente en los comicios para que sus afiliados participen en el Frente Progresista o en Cambiemos.

Tras la reunión, Jorge Henn remarcó el valor de la decisión tomada por la Convención Provincial de no incorporar al radicalismo orgánicamente a ninguno de los frentes electorales en los que participa el partido. Y cuestionó un posible pedido de intervención por parte del sector universitario, que tiene buena llegada al presidente nacional del radicalismo Alfredo Cornejo.

Henn destacó “el respeto por la decisión de un grupo minoritario del partido que prefiere seguir acompañando la gestión nacional” y dijo que esa decisión no justifica de ningún modo una intervención del Comité Nacional: “Otra cosa muy distinta es aceptar que un grupo aún más minoritario, que representa el 8% de convencionales y que además decidió no ir a dar el debate, esté impulsando la intervención partidaria”.

“Si efectivamente promueven la intervención del partido o judicializan lo aprobado, en realidad quedará demostrado que este grupo, lamentablemente, ya no cree en la voluntad popular, ni en las autonomías de los órganos partidarios”, cuestionó Henn en alusión al sector que lidera José Corral.

Comentarios