Edición Impresa, Política, Últimas

La UCR busca mostrarse unida y no descuida posibles alianzas

El radicalismo reunió a sus principales figuras para debatir sobre federalismo. Hubo representantes del FAP y la CC-ARI.


En un encuentro partidario realizado ayer en La Plata, la dirigencia nacional del radicalismo buscó mostrar un nuevo gesto de unidad interna durante una jornada de discusión sobre el federalismo que sumó invitados del Frente Amplio Progresista (FAP) y la Coalición Cívica (CC), y alentó las expectativas sobre el inicio de un proyecto conjunto hacia las elecciones legislativas de 2013.

Entre las consignas de los dirigentes, se expresaron la necesidad de unidad y de dar respuestas a la sociedad. Más allá de la convocatoria formal para discutir sobre la coparticipación y la distribución de recursos a las provincias, la protesta de anteanoche en distintos puntos del país también se convirtió en protagonista de la mayoría de las intervenciones de los dirigentes.

La lectura de los referentes de la UCR estuvo orientada hacia la responsabilidad del gobierno nacional en torno a los reclamos que se escucharon durante la protesta, pero también como una señal de alerta para la oposición que debería canalizar de alguna manera la multiplicidad de pedidos que englobaron la inseguridad, el cepo al dólar y el rechazo a una reforma constitucional, entre otros.

“La gente siempre me pide «por favor, unansé (sic), hagan algo»”, reveló el ex vicepresidente Julio Cobos durante su exposición en la conferencia de prensa y les respondió: “Hoy estamos aquí, unidos”. Lo dijo en un panel rodeado por Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, el jefe partidario, Mario Barletta, y otros dirigentes nacionales de la UCR.

Los radicales buscaron dar una señal de iniciativa propia y superar la tradición de enfrentamientos internos.

Entre los invitados a la jornada, figuraron el senador por el FAP Jaime Linares y el diputado de la CC Alfonso Prat Gay, quien fue enfático al admitir que “el fracaso fue no mantener el Acuerdo Cívico y Social de 2009” y remarcar la importancia de “dar respuestas a la sociedad, algo que ningún partido puede hacer solo”.

La sorpresa de la jornada fue la presencia de la senadora de la CC María Eugenia Estenssoro, que esta semana anunció su decisión de conformar un interbloque con el FAP en la Cámara alta y que apareció de manera “espontánea” en el encuentro y fue invitada a participar de uno de los paneles de discusión. Elisa Carrió, la jefa partidaria, estuvo ausente.

Los gestos de los invitados extrapartidarios fueron bien recibidos por los radicales que devolvieron la gentileza y reforzaron el rumbo como Ricardo Alfonsín, quien recordó que la UCR “es un partido que trabaja permanentemente para unir a distintas fuerzas y reemplazar a este gobierno”.

El jefe del bloque de senadores, Luis Naidenoff, reconoció que “no alcanza con un solo partido” para poder “poner límites” al gobierno, mientras que su colega de Diputados Ricardo Gil Lavedra debió aclarar sus contactos con el PRO al indicar que “hay confusión entre los instrumentos electorales y los diálogos”, ante la repercusión por su reunión con Macri.

Comentarios