Ciudad, Edición Impresa

Temporal negro

La tormenta fue fatal

Un vecino de 33 años murió tras la onda expansiva de un rayo que cayó en el patio de su casa de barrio Empalme Graneros.


Un hombre de 33 años falleció en la mañana de ayer al ser alcanzado por la onda expansiva de un rayo que cayó en el patio de su casa de zona oeste. El trágico desenlace se produjo durante el temporal de lluvia con intensa actividad eléctrica que se descargó sobre la región entre la madrugada y la mañana. El hecho se produjo en el patio de la vivienda y hacia allí acudió una ambulacia del Sies, pero pese a las maniobras de reanimación que los expertos realizaron por aproximadamente una hora, el hombre falleció de un paro cardiorrespiratorio.

El hecho ocurrió en Juan José Paso al 6400, cuando Juan Manuel Fernández se encontraba en el patio de su vivienda. Se estaba preparando para ir a trabajar, pero alrededor de las 8 de la mañana, un rayo proveniente de la fuerte tormenta que se alzaba sobre la ciudad cayó sobre un charco de agua en el patio de la vivienda. La onda expansiva eléctrica alcanzó al hombre e ingresó por el brazo provocando la descarga fatal.

Vecinos del lugar llamaron al 911 y minutos después arribó una ambulancia del Sies seguida de un móvil policial. Los profesionales realizaron maniobras de reanimación pero no lograron que Fernández reaccionara. Tras el esfuerzo el vecino de Empalme Graneros fue declarado fallecido.

Fuentes de Fiscalía Regional indicaron que se realizará una autopsia. Interviene la fiscal de Homicidios, Valeria Piazza Iglesias.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, las precipitaciones comenzaron a las 7.11 de la mañana, pero los relámpagos y truenos habían comenzado bastante antes. El temporal se estaba todavía conformando pero no fue persistente en cuanto al viento, que se extinguió cuando se comenzó a descerrajar un fuerte chubasco. El pico de la caída de agua fue de 22.3 milímetros y se registró entre el comienzo y las 9. En tanto la ráfaga de viento más fuerte provino del sector sudeste y fue de 47 kilómetros por hora, a las 7.44.

En ese marco, desde Defensa Civil indicaron que los mayores anegamientos se registraron en la zona del microcentro y Pichincha, donde se registró la mayor caída de agua, con obstrucciones en bocas de tormenta. No se registraron denuncias en barrios, aunque en zona oeste, afectada esta semana por una medida de fuerza del gremio de los Recolectores, hubo anegamientos temporarios: resultó clave que en la víspera se recogieran los residuos domiciliarios que se habían mantenido por tres días.

Entre las consecuencias menores, se destacó la caída de dos árboles y 5 ramas. No hubo heridos. Si bien el dato oficial indicó que en total cayeron 36.8 milímetros de agua, las estaciones meteorológicas dispuestas por Defensa Civil en zona céntrica de la ciudad registraron un total de 50, lo que indica que esta zona fue la más afectada por la tormenta.

Comentarios