Ciudad

Zona noroeste

El gobierno de la provincia ordenó separar a tres niñas de su hogar

Tienen 11, 7 y 3 años y vivían con los padres y hermanos en situación de vulnerabilidad en una casa precaria. Fueron trasladadas a un hospital para su evaluación y analizarán si pueden volver con sus familias


Desde la Subsecretaría de Niñez dijeron que las niñas están en buen estado de salud.

Tres niñas fueron separadas de su hogar por la Subsecretaría de la Niñez porque estaban en situación de vulnerabilidad. Tienen 11, 7 y 3 años y vivían en una casa en zona noroeste, con los padres, una hermana mayor de edad y otro hermano de 14 años que no estaba en el lugar. El juzgado de Familia N° 7 había pedido la intervención durante la feria judicial y este martes a la mañana personal policial fue a la casa con una orden de allanamiento. Las niñas fueron trasladadas a un hospital y permanecerán en un centro residencial mientras personal de la subsecretaría evalúa si pueden volver con la familia.

“Es un grupo familiar que está en una situación de extrema vulnerabilidad. Nos pidieron ir a buscar a cuatro hermanos. Sacamos a las nenas, pero el varón de 14 años no estaba en la casa. El operativo fue exitoso”, señaló a El Ciudadano Mariel Arévalo, jefa de División Asuntos Juveniles, quien estuvo a cargo del operativo.

Hace unos meses organismos oficiales avisaron a la Subsecretaría de la Niñez de la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban los hermanos: un chico de 14 años y tres nenas de 11, 7 y 3 años. No tienen documentos y tampoco iban a la escuela.

Este martes a la mañana, personal de la División Asuntos Juveniles junto con la agrupación Cuerpos y el personal del Sistema Integrado de Emergencia (SIES) fueron hasta la casa con una orden de allanamiento emitida por el juzgado de familia N° 7. En el lugar, una vivienda en zona noroeste, había al menos 6 adultos: los padres de las niñas, y una hermana mayor de edad, con su pareja y un bebé de 2 años.

La niña de 7 años, que tiene microcefalia y no puede caminar por sus propios medios y la de 11 fueron trasladadas por personal del Sies a un hospital para que un grupo de profesionales las atienda. La niña de 3 años estaba internada en el Hospital de Niños Zona Norte donde, según fuentes policiales, ingresa con frecuencia por problemas de salud. El varón, de 14 años, no estaba en la casa al momento del allanamiento. No era la primera vez que intentaban separar a los hermanos. Meses atrás, fuerzas policiales lo habían intentado sin éxito.

La madre fue notificada de la situación y, siempre según fuentes oficiales, había estado en contacto con personal de niñez. Ella llevaba a la hija de 7 años a un centro de educación terapéutico, pero desde hacía un tiempo que el lugar cortó las prestaciones de rehabilitación y transporte porque la madre había dejado de llevarla.

Desde la Subsecretaría de Niñez dijeron que las niñas están en buen estado de salud. Aclararon que la separación del hogar es el primer paso de un proceso donde intentarán que las menores regresen a su casa bajo el cuidado de su familia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios