Edición Impresa, Sociedad

La salud, también en agenda

Entre metas laborales y personales también debe tenerse en cuenta el bienestar a la hora de planear el año. Rosario está en pleno combate contra el dengue y se alista para pelearle en invierno a la gripe A.

Hay muchas recomendaciones de la OMS que ayudan a mejorar la calidad de vida.
Hay muchas recomendaciones de la OMS que ayudan a mejorar la calidad de vida.

En cada comienzo de año la gente se propone metas para los próximos 12 meses y, además de establecer los proyectos laborales y personales, se recomienda que la salud también forme parte de esta planificación. El inicio de un nuevo año es un momento ideal para redefinir las consultas pendientes con los profesionales de la salud, averiguar los estudios necesarios e incorporar hábitos saludables, entre los que se destacan la buena alimentación, la actividad física y la restricción del consumo de tabaco.

En torno de las ventajas de planificar el cuidado de la salud, se recomienda enfocarse en diversos aspectos de la vida de cada individuo y de acuerdo con la edad de cada uno, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de los ancianos, se debe prestar atención a la prevención de caídas y trastornos de audición y visuales.

Claro que esta programación también tiene lugar a nivel institucional, como en distintos efectores de salud. La agenda de salud también contempla (sobre todo en verano) campañas de prevención para las enfermedades de transmisión sexual y HIV en adolescentes (como la campaña de cada viernes de febrero en la rambla que lleva a cabo la Municipalidad de Rosario) y poblaciones de riesgo, testeos de HIV, sífilis, hepatitis B, hipertensión arterial y diabetes en el caso de las embarazadas, y vacunas para el neumococo y para la influenza en adultos mayores. En especial en los próximos meses, cuando se tomen mayores cuidados contra la gripe A.

Asimismo no deben dejarse de lado los controles básicos como la medición de la presión arterial en todo adulto, la búsqueda de diabetes en pacientes hipertensos, obesos o mayores de 45 años, y el control del colesterol en hombres mayores de 35 años y en mujeres mayores de 45.

 Agenda para ellas

 En el caso de las mujeres menores de 65 años y activas sexualmente, el test de papanicolau una vez al año no puede faltar en la agenda médica. A su vez, a las mayores de 40 años se les indica una mamografía anual. Otro de los aspectos para considerar es la detección de osteoporosis, que se sugiere a partir de los 65 años y, en el caso de existir factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad, entre los 60 y los 64 años.

 Un buen programa

 La incorporación de hábitos saludables previene las conocidas enfermedades crónicas entre las que se destacan la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, la hipertensión arterial y los problemas articulares.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se atribuyen a estas patologías el 70 por ciento de las defunciones y más de la mitad de las muertes prematuras entre las personas menores de 70 años.

Por esto, una dieta rica en frutas y verduras, baja en colesterol, grasas trans y saturadas, restringida en sodio (incluso si el paciente no es hipertenso), el ejercicio aeróbico moderado idealmente 30 minutos, por lo menos 5 veces por semana, y evitar el consumo de tabaco, son los pilares de una mejor calidad de vida.

Comentarios