Edición Impresa, El Hincha

Los pibes cumplieron

La reserva gritó ¡campeón!

El elenco rojinegro derrotó 3-2 a River en la final disputada en el Coloso Marcelo Bielsa y se quedó con el título.


“¡Dale campeón, dale campeón…!”. El festejo de los pibes de la reserva de Newell’s se hizo escuchar bien fuerte una vez que el árbitro dio el pitazo final y coronó al equipo de Juan Pablo Vojvoda tras derrotar a River por 3-2.

Fue victoria merecida en la final del torneo, que coronó un ciclo donde los pibes dejaron en claro que hay material para sumar en Primera. Como sucedió con Denis Rodríguez, Franco Escobar, Jalil Elías o Héctor Fertoli, está más que claro que si el futuro entrenador necesita ‘meter’ mano en inferiores, opciones tiene.

El partido fue digno de una final. Con intensidad y emociones. Madrugó Newell’s con una corajeada en el área de Milton Treppo, que terminó en penal. Y la ejecución de Iván Silva con gran categoría para el 1-0.

Cuando se moría la primera parte, Matías Tissera aprovechó un gran pase de Rotondi y definió con clase para el 2-0. Y el propio delantero aumentó a tres la diferencia en el inicio del complemento, llegando así a diez goles en la tabla de artilleros de la categoría.

Reaccionó River con un zapatazo inatajable de Salto y un penal de Casquete en el final. Pero no le alcanzó al Millo y la Lepra festejó. Los pibes cumplieron y gritaron campeón.

Lorente y otro susto en el Coloso del Parque

Susto y preocupación en el Parque. La tarde festiva se vio alterada en el inicio de la segunda parte cuando personal médico debió socorrer en la zona de palcos al ex presidente Guillermo Lorente, que se desvaneció y tras la primera asistencia médica en el estadio fue trasladado de urgencia al sanatorio de Los Arroyos, donde permanece en observación en la Unidad de Terapia Intensiva.

“El paciente hizo un cuadro vascular cerebral compatible con un ACV y deprimió el sensorio. Se lo asistió respiratoriamente, intubó y ventiló en la ambulancia y se lo trasladó de urgencia al servicio de UTI del Sanatorio Los Arroyos”, explicó Alberto Davidovich, director médico de Grupo Emerger, que asistió en el estadio al ex mandatario leproso.

Ya en el nosocomio céntrico, se descartó que haya sufrido un infarto cardíaco o un ACV hemorrágico (dos de las sospechas iniciales), y luego de las primeras horas de gran preocupación, a la noche la familia recibió noticias más alentadoras, aunque el cuadro sigue siendo de observación y requerirá de estudios complementarios para determinar el verdadero motivo de la descompensación que sufrió Lorente.

Cabe recordar que el ex dirigente había sufrido un ACV isquémico en marzo del año pasado, también en el Coloso, lo que obligó a su renuncia como presidente y le demandó un período de recuperación extenso del cual aún está saliendo.

Comentarios