Edición Impresa, Espectáculos

POLÉMICA EN PUERTA

La Renga quiere tocar

La convocante banda de Mataderos tenía previsto realizar una serie de shows en la Ciudad de Buenos Aires que fueron unilateralmente impedidos por el gobierno de Rodríguez Larreta.


El grupo La Renga apelará al recurso administrativo de revisión ante la negativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que notificó la inhabilitación de los shows que la banda de Mataderos tenía previstos para el miércoles 28 de junio, los sábados 1°, 8 y 15 de julio, y los miércoles 5 y 12 en el estadio de Huracán, informó su productor, José Palazzo.

“Estuvimos en conversaciones permanentemente (con el gobierno porteño) desde que empezamos con esto, donde inclusive charlamos de las capacidades y de cómo armar el estadio, de común acuerdo. Y ahora, sumado el informe de la Policía, nos deniegan el permiso. Si tengo que hacer el recurso de revisión y replantearlo, lo hago pero ya estamos cerca de julio y el concierto se hace inviable, esa es la verdadera bronca”, dijo el productor. Y sobre su pedido argumentó: “Hago todos los conciertos de La Renga hace 18 años y nunca en la historia apareció un informe de oficio de la Policía Federal, siempre lo hace cuando la Municipalidad se lo requiere. En el documento de inhabilitación se mencionan el tema de los 40 mil espectadores y del informe de la Policía. Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a hacer viable el ciclo de conciertos”.

“Nosotros consideramos que meter la gente en el campo y en tribunas populares por separado no era una buena idea y utilizamos como argumento los más de 30 estadios que hizo y de que nunca tuvo inconvenientes. Discrepamos en cómo distribuir a la gente adentro del estadio pero no hablamos de cantidad”, aseveró el creador del festival Cosquín Rock. En la misma línea, afirmó: “Nunca cuestionamos la capacidad, eso es falso. Lo único que hicimos, cuando charlamos con ellos, fue contar la experiencia de los estadios que hizo La Renga como Atlanta, Huracán y River, y hablar sobre cómo nos imaginábamos a la gente, el comportamiento estándar dentro del estadio pero nunca pusimos en discusión las capacidades ni tuvimos inconvenientes”.

El titular de la Agencia Gubernamental de Control del gobierno porteño, Ricardo Pedace, manifestó que en base “al estudio que se realiza del show y a la criticidad de los eventos, más el consejo de los profesionales de Defensa Civil, la cantidad de espectadores se reduce a 36 mil”, y agregó que la productora de La Renga, que había solicitado 40
mil espectadores, no consideró viable la propuesta de readecuación interna del estadio. En tanto, en el informe expedido por la Policía Federal, titulado “No considerar viables los conciertos de la banda de rock La Renga”, se enumeran además diferentes problemáticas que van desde la “venta de estupefacientes y alcohol, baños colapsados, venta de merchandising, parrillas y otros comestibles”, entre otros.

Desde hace diez años, La Renga recibe negativas para presentarse en estadios de Capital Federal. La última vez fue el 19 de noviembre de 2007, cuando tocó en el Autódromo ante casi cien mil personas. Sobre eso, el empresario creador del Cosquín Rock sostuvo: “Todos los espectáculos masivos requieren de contratación de adicionales, todo lo que pongo en la calle lo pago yo, entonces ¿por qué pueden hacer Guns and Roses en River o La Beriso, Ciro en Vélez y no puede tocar La Renga?”.

Palazzo cargó también contra el gobierno bonaerense al recordar que durante 2015, 2016 y lo que va de 2017, el cuarteto de Mataderos presentó pedidos de habilitación para realizar shows en el Estadio Único de La Plata pero no obtuvo respuestas por parte de las autoridades del gobierno que encabeza María Eugenia Vidal. El productor afirmó que se niega “a creer que se trate de censura pero desgraciadamente la banda tiene una sensación en ese sentido”.

Comentarios