El Hincha

Opinión

La regla tendrá sus excepciones y los europeos jugarán en Los Pumas en Japón

Mario Ledesma podrá convocar, sin restricciones, a los europeos que crea necesarios para reforzar a Los Pumas en el Mundial de Japón 2019. La lista de probables la encabezan Juan Imhoff y Nicolás Sánchez, ambos de muy buen presente en Europa. La cantidad dependerá del rendimiento de Jaguares


Juan Imhoff de Racing 92, sueña con ser llamado por Mario Ledesma.

En los últimos días hubo revuelo en los medios porteños sobre la futura ausencia de los jugadores argentinos que militan en clubes europeos en el plantel de Los Pumas en el Mundial de Japón. La regla de no convocar tuvo con Mario Ledesma la excepción que no contó Daniel Hourcade.

En junio pasado estaba todo organizado para comenzar a implementar la excepción por necesidad de la regla de citar a los europeos. Pero a Hourcade el anuncio de la partida de Nicolás Sánchez a Stade Francais le jugó una mala pasada. Y los dirigentes impusieron un impasse por el temor a la migración masiva de jugadores a Europa. Es que si la puerta se abría del todo para las convocatorias, el temor implicaría que Jaguares sufriera un duro golpe.

El ciclo de Hourcade finalizó luego de las derrotas ante Gales (2) y Escocia. Ante ese panorama el sucesor del tucumano, Mario Ledesma, antes de asumir, en las charlas con la UAR trató el tema de las excepciones por necesidad. Ante el rendimiento que tuvieron Los Pumas en junio, los dirigentes accedieron a que Ledesma pueda contar Juan Figallo (Sarancens), Facundo Bosch (Agen), Gastón Cortés (Leicester) y Mariano Galarza (Bordeaux) durante el Personal Rugby Championship y la ventana de noviembre.

Nicolás Sánchez, si no aparece otro apertura, será convocado.

Es llamativa la publicación sistemática de notas de medios porteños sobre las ausencias, en su mayoría nombrando a los rosarinos Juan Imhoff y Patricio Fernández, al tucumano Nicolás Sánchez, al santiagueño Facundo Isa y al salteño Juan Figallo, entre otros.

Hay varios dilemas sobre el tema: los dirigentes están parados en una línea que divide dos abismos; por un lado Jaguares y por otro Los Pumas. Abrir el grifo a las convocatorias a Los Pumas es dinamitar los cimientos de Jaguares, mientras que confirmar a ultranza la regla de no convocar y fortalecer la franquicia hace que el seleccionado no cuente con varios jugadores que pueden marcar diferencias.

Por otro lado, la opinión pública sostiene que deben jugar los mejores en Los Pumas, pero son los mismos que durante la década del noventa acusaban con el dedo a aquellos jugadores que se iban a Europa para poder jugar en un nivel competitivo y poder hacerle frente a los potencias.

“No creo que haya salvadores, tenemos un equipo muy consolidado como lo es la franquicia de Jaguares que es la base de Los Pumas. Me parece que hay seis meses por delante para ver en qué condiciones llegaremos al Mundial y ahí Mario Ledesma estará mirando, analizando cómo fue el desarrollo de Jaguares en el Súper Rugby y ahí armará el equipo para jugar el Rugby Championship reducido y básicamente creo que ese va a ser el equipo que va a llevar al Mundial”, expresó Carlos Araujo a Córdoba XV. El rosarino, ex presidente de la UAR, y Agustín Pichot firmaron la inclusión de Argentina en el Súper Rugby, pero ambos luego también reflexionaron sobre el después y la nueva realidad que se vive y la posible flexibilización.

Facundo Isa, la tiene difícil, pero si recupera su nivel tendrá chances.

En diciembre pasado sobre la a cuestión de la convocatoria de los jugadores europeos al seleccionado nacional Fernando Rizzi fue contundente: “Se mantiene el criterio que resolvió el consejo y que es compartido por los entrenadores. Se convocará a jugadores por pedidos expresos y muy puntuales como sucedió durante este año. Esta restricción creemos que es la medida más adecuada, pero no absoluta. Tuvimos pedidos y los aceptamos”.

Ledesma y Gonzalo Quesada han trazado un esquema, Jaguares tendrá rotación, buscará que en los puestos que hay escasez de variantes darle rodaje a jugadores faltos de experiencia, porque en 2019 el principal objetivo del rugby argentino pasa por el Mundial de Japón. En las Copas del Mundo fue donde el rugby argentino ha ganado mucho prestigio y tanto el staff técnico de Los Pumas como los dirigentes no quieren rifarlo.

Jaguares disputará el Personal Súper Rugby, luego Los Pumas tendrán que afrontar el Personal Rugby Championship (versión reducida) y quizás ahí Ledesma pruebe con algún europeo y si no será en la previa de la confección del plantel mundialista, porque tiene el aval de la dirigencia de convocar por necesidad a los que considere.

Igualmente regla o no regla, luego de Japón puede haber éxodo de muchos jugadores y en 2020, Jaguares tendrá que rearmarse. Los europeos vienen con la billetera llena, los dirigentes argentinos deberán apelar a toda su inteligencia para convencer a los jugadores jóvenes para quedarse y ser parte del proceso de cuatro años que desemboque en Francia 2023.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

10