Ciudad, Coronavirus, Política

Anuncios del fin de semana

La Provincia defendió las restricciones y la manera en que las comunicaron

Este lunes el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman. sostuvo que trabajaron "hasta último momento para minimizar los impactos". El mensaje llegó en el medio del clásico del fútbol rosarino, después de un fin de semana de aglomeraciones en bares, parques y, también, de hinchas


Este domingo por la noche, el gobierno provincial comunicó a los medios las restricciones a tomar en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus en una ciudad que ya superó los 100 mil contagios, llegó a las 744 muertes y que, con menos casos que en el pico de 2020, está al borde del colapso sanitario. El anuncio se dio durante el partido entre Rosario Central y Newell’s Old Boys, el clásico de la ciudad, en medio de grandes aglomeraciones de hinchas.

Nación había definido a Rosario como una de las zonas de mayor riesgo epidemiológico, por ende las medidas sugeridas mediante un decreto de necesidad y urgencia implicaban mayores restricciones. La gestión de Omar Perotti decidió adherir durante siete días a la disposición nacional y solicitó rever las medidas una vez que pase esta semana y así definir cómo siguen hasta el 21 de mayo.

Este lunes el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, expresó en LT8 que la Provincia tiene como objetivo bajar el número de ocupación de camas para poder dar marcha atrás más rápido con las restricciones. “Aspiramos a que en el transcurso de la semana podamos bajar el número de ocupación de camas y así sacar a Rosario y San Lorenzo de la categorización de alto riesgo epidemiológico”, detalló.

Señaló lo siguiente: “Mantenemos casi todas las actividades que estaban vigentes hasta la semana pasada, salvo la presencialidad en las escuelas de los departamentos Rosario y San Lorenzo y la restricción a la circulación que ahora pasa a las 20 horas, y los bares y restaurantes que funcionarán con horario tope de las 19. Después pueden seguir, pero ofreciendo servicios con delivery”.

En un mismo sentido, el ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, indicó que los anuncios fueron a última hora porque trabajaron hasta el último momento en los detalles del decreto. Asimismo, en diálogo con Radio 2, habló de las juntadas de hinchas antes del clásico: “Hay una desconsideración absoluta, la gran parte de las personas que estaban en esos festejos son hermanos, padres, primos de alumnos y muchos de ellos hoy están reclamando por la presencialidad”.

El ministro pidió a la población “solidaridad y empatía” por los profesionales de la salud y contó que la ministra de Educación, Adriana Cantero, también tuvo una reunión con su par nacional, Nicolás Trotta, por el tema de la presencialidad escolar.

Sobre el tema detalló: “Que entiendan que hicimos todo lo posible y vamos a seguir haciéndolo para que (los chicos) vuelvan a las escuelas. Ninguna medida que tomamos es simpática, nadie está satisfecho ni contento, solo pedimos algo de solidaridad y empatía con los que están sufriendo. Que entiendan que el gobierno hizo un enrome esfuerzo para mantener la presencialidad en las escuelas”.

La curva de contagios está en pleno ascenso y lo más preocupante es la rápida ocupación de camas que se dio en el último mes. Esto se debe también a que la mayoría de las actividades siguieron abiertas, hay mucha circulación por ende hay mayores accidentes de tránsito y se suman pacientes de enfermedades crónicas que retomaron su atención este 2021. El sistema de salud no da abasto.

Además Corach dijo que “no es obediencia al presidente, estamos al límite de las camas, tenemos que bajar los contagios. Si hubiera sido disciplina partidaria nada mas, no hubiéramos discutido nada, y eso llevo a que estuviéramos a última hora”.

Finalmente Sukerman detalló que las piletas y natatorios “no podrían funcionar, salvo que los usuarios entrenen porque tienen competencias. No pueden haber actividad en lo recreativo. El decreto es claro en lo que tiene que ver con las actividades deportivas recreativas, que no está permitidas”.

En los clubes se suspendieron todas las competencias de los deportes por equipos, pero no así las prácticas o entrenamientos para las disciplinas competitivas. “Por ejemplo, equipos de rugby, basquet o voley, podrán seguir con sus entrenamientos. Eso no se modifica”, planteó.  Los shoppings y paseos comerciales pueden funcionar con un 30 por ciento de aforo.

Los jardines maternales no son alcanzados por el decreto porque éste se dirige solo a establecimientos formales.

 

Comentarios