Edición Impresa, Política

Sin trabajo

La provincia admitió “un salto importante” en el desempleo

Para el ministro de Trabajo, Genesini, los datos revelados este martes por el Indec sobre Rosario “son preocupantes”.


En el último año, el desempleo subió del 8,8 a 11,7 por ciento en la región. Para el gobierno provincial, es “un salto importante”, según admitió el ministro de Trabajo Julio Genesini. “Es preocupante que en Rosario y el Gran Rosario retomemos tasas de dos dígitos. Para eso tenemos que remontarnos al año 2009, cuando el país estaba inmerso en la crisis internacional. Ahora tenemos este escenario que genera preocupación y vamos a ver cómo evoluciona en los próximos meses”.

Genesini explicó ayer que el aumento de la desocupación obedece principalmente a la paralización de las construcciones privadas, que repercute también en el crecimiento de la informalidad laboral. Un día después de que el Indec informara que el Gran Rosario encabeza el ranking del desempleo, el funcionario provincial reclamó políticas más activas al Ministerio de Trabajo de la Nación, puntualmente en el otorgamiento de los planes Repro. Según evaluó Genesini, hubo sectores que tuvieron disminuciones, como alojamiento, transportes y otros servicios, pero lo que más impactó fue la paralización de las obras privadas. “En general –señaló el ministro– esto se explica por la disminución de la construcción, porque la industria mantuvo sus puestos de trabajo, según los datos que tenemos nosotros, en el segundo trimestre del año”.

“En el Gran Rosario la particularidad es que, cuando el sector de la construcción se reactiva, rápidamente se recupera trabajo. Distinto es cuando se desmantela una industria, que es una estructura más compleja para poner en marcha”, agregó Genesini.

“Hay ciertos factores que se vienen apuntando y que surgieron como tema en el Consejo Económico y Social y en el Observatorio de Importaciones que tienen la Fisfe y el gobierno. Por ejemplo, la retracción de la demanda. Estamos con una inflación importante, ha caído el poder adquisitivo y hay muchas paritarias que todavía no se resolvieron”.

A esos factores, el ministro santafesino sumó los tarifazos, la política de importaciones y tasas de interés altas que ahuyentan las inversiones productivas: “Un cúmulo de cuestiones de las que el gobierno nacional debe tomar nota y entrar en una etapa de resolución para que la economía tenga un mejor funcionamiento, porque lo que va a mantener y hacer crecer los puestos de trabajo es un mejor funcionamiento de la economía”.

En cuanto a las políticas laborales de la Nación, Genesini indicó que “los programas se mantuvieron con algunas modificaciones. Con los Repro hay una nueva metodología de implementación y documentación, pero faltan definiciones en cuanto al otorgamiento de los Repro. Y las empresas que venían beneficiándose con los Repro tuvieron que adecuarse a la nueva metodología. Hay que entrar en etapa de definiciones: qué asistencia se va a hacer con los Repro, con todas las empresas que tienen pedidos”.

Contigiani: una confirmación

En tanto, el ministro de la Producción de la provincia, Luis Contigiani, remarcó que la información divulgada el martes por el Indec “confirma lo que venimos diciendo desde Santa Fe y ratifica la necesidad de que el gobierno nacional comprenda que cuando levantamos la voz es para defender a la provincia de estos problemas”.

Contigiani había anticipado, hace dos semanas, que a fin de año la desocupación en el plano nacional se ubicaría “en torno al 10 por ciento”. Según el Indec, es del 9,3 por ciento al cierre del segundo trimestre. “Esto confirma la necesidad que tenemos de plantear las cosas con la mayor honestidad intelectual posible al gobierno nacional. El ánimo nuestro no es pelearnos, sí defender los intereses productivos, económicos y sociales de Santa Fe”.

“La foto actual es preocupante”, subrayó Contigiani, para quien la situación “dependerá de que el gobierno nacional ponga al mercado interno en agenda. Hasta ahora, lo que vimos es un modelo de valorización financiera; las únicas actividades que tuvieron rendimiento fueron el complejo agroexportador y el sistema financiero”. El ministro de la Producción opinó que “no se puede construir un país integrado y con menores niveles de violencia con el sector financiero y el modelo agroexportador”. Y alertó: “Ojo con primarizar la producción; el 75 por ciento de lo que exporta la Argentina son commodities, y la mitad de ese porcentaje es soja. No se construye un país justo e integrado solamente apostando a ese punto”.

“Necesitamos que el mercado interno entre en la agenda de las políticas públicas y convoquen a un Consejo Económico y Social. Hay que tener una actitud activa en defensa de las pymes. Argentina necesita ser un país industrial. Tenemos que cuidar la producción y los puestos de trabajo”, concluyó Contigiani.

Comentarios